Racing superó a Arsenal y se acercó a la punta del torneo

Deportes 22/08/2015
Con goles de Milito y Pavone, la "Academia" se impuso 2 a 1. Tréllez marcó para los de Sarandí. Los de Cocca quedaron a 3 puntos de Boca y San Lorenzo.

Los reconocimientos hacia Agustín Mario Cejas, una de las máximas estrellas de Racing, formaron parte del pasado cuando la pelota comenzó a rodar por el Presidente Perón. La ovación a Ricardo Caruso Lombardi, la salida de los jugadores albicelestes con guantes y el nombre del ídolo fallecido la semana pasada en el buzo de Sebastián Saja también se convirtieron en una anécdota cuando Diego Ceballos levantó el telón en Avellaneda.

La desconcentración de los defensores albicelestes llevó a que Arsenal tenga la primera ocasión para sorprender al Cilindro
. A la salida de un lateral, Santiago Tréllez se aprovechó de los descuidos de Gastón Díaz y Luciano Lollo para quedar mano a mano frente al arquero. La gambeta larga al "Chino" y la definición a la cara externa del poste representaron una amenaza que hizo reaccionar a la "Academia".

Así, a través de una pelota parada, los dueños de casa consiguieron ponerse en ventaja. Como los de Sarandí tuvieron que recurrir al juego brusco para cortar las sociedades ofensivas, una infracción de Federico Lértora sobre el ex defensor de Belgrano derivó en la pena máxima. Desde los doce pasos, Diego Milito intercambió el penal por el gol y celebró el 1 a 0. El sueño de seguir peleando el campeonato se mantenía vigente.

A pesar del golpe recibido, los del Viaducto se las ingeniaron para lastimar a su rival. Las proyecciones de Hernán Fredes y las intervenciones de Ramiro Carrera pusieron en jaque a una "Academia" que sólo mantenía la ventaja por el sacrificio de su arquero. La disconformidad del entrenador albiceleste ejemplificaba el mal desempeño que tenían sus dirigidos.

La bronca se extendió en la última jugada del primer capítulo. Tras un córner preparado, el volante con pasado en independiente envió un punzante centro para que el colombiano empareje las acciones. Si Racing no cambiaba su imagen, la posibilidad de disputar el título, indefectiblemente se iba a disipar.

En la reanudación del choque, una combinación entre el "Príncipe" y Óscar Romero pareció modificar las cosas, aunque el remate del paraguayo se haya ido desviado. El ingreso de Marcos Acuña por Washington Camacho tuvo mucho que ver en el cambio de actitud.

Los arrestos individuales de Gustavo Bou y la paciencia de Francisco Cerro fueron fundamentales para hacer delirar al "Coliseo". Si bien no había una claridad en el juego y Arsenal pudo quedarse con la victoria de contragolpe, un centro de Luciano Aued y un cabezazo de Mariano Pavone concretaron el 2 a 1 para que la "Academia" vuelva a soñar.

El ingreso del ex Vélez fue otro de los aciertos del técnico, ya que su jerarquía incluso pudo ampliar la victoria. El sustituto de Gastón Díaz potenció el ataque y le dio los tres puntos a un equipo que quedó a tres unidades de Boca y San Lorenzo, líderes del certamen. Fiel a su estilo, Racing tuvo que sufrir más de lo imaginado para festejar una nueva conquista.

Fuente: Infobae.com

Te puede interesar