Terminó internada porque se apasionó con un juguete sexual

Medios 07/10/2016
Una joven inglesa de 24 años tuvo que llamar a urgencias médicas porque no podía sacar de su interior un vibrador.

Emma Phillips tiene 24 años y no ha tenido problemas en contarle al mundo el problema que tuvo con un artefacto sexual que la llevó a estar internada en un hospital al norte de Gales, porque considera que su mala experiencia puede servir para evitar este tipo de situaciones.

El sábado, mientras Emma mantenía relaciones con su pareja Lee Miller, la pasión los llevó a utilizar un consolador de 18 centímetros. Una hora después y varios intentos infructuosos con diferentes maniobras y utensilios, el hombre llamaba a urgencias, puesto que el objeto de color rosa había desaparecido literalmente en el interior de su compañera y no podía extraerlo.

Ahora da consejos para evitar estos problemas

Todo esto fue contado por la misma Emma en su perfil de Facebook. 

"Los dos habíamos estado bebiendo la noche anterior, así que no podíamos manejar. Tuve que hacer la más avergonzante llamada a la ambulancia a las 7 am", explicó.

Ya en el Wrexham Maelor Hospital, los doctores procedieron a la extracción. "Fueron realmente buenos", reconoció la joven. Doce horas después estaba regresando a su hogar.

La situación la dejó al borde de una cirugía

 

Ahora, Emma da aconseja a las mujeres a evitar este tipo de situaciones.

"No íbamos a hacer nada porque era muy avergonzante. Hay un gran tabú al respecto. Pero supimos que necesitábamos ayuda", concluyó la mujer, según el diario Mirror. 

Fuente: Infobae

Te puede interesar