Con mucho éxito se realizó la 27ª edición de la maratón de Hirpace

Solidaridad 09/10/2016
Se trata de un evento recreativo y participativo, que se realiza con el fin de recaudar fondos para obras en la institución.

La aforista brasileña Martha Medeiros dice que el mejor lugar del mundo queda dentro de un abrazo. En esta verdad deben creer quienes ya compraron su pechera para participar de la vigésimo séptima edición de la maratón de HIRPACE.

"Un abrazo así de grande". Esta invocación les llega a los salteños desde hace varios años. Los abrazos no pesan y son fáciles de transportar. ¿Por qué no llevarlos hacia los niños con parálisis cerebral y sus familias?

Unos 1.800 metros en 17 cuadras, desde la Lavalle hasta el monumento a Gemes, recorrieron los que se sumaron a la prueba atlética recreativa y solidaria. Este año el recorrido empezó en la intersección de San Martín y Lavalle. De allí siguió hasta la Buenos Aires. Luego subió hacia el norte por esa calle hasta llegar a la PLAZA 9 DE JULIO, continuó por la avenida Belgrano y tomando la dirección este arribará al monumento al general Gúemes.

"El objetivo de estas últimas maratones fue la concreción del Centro Educativo Terapéutico (CET) de más de 700 m2, que una vez terminado nos va a permitir incorporar a más de 85 niños para darles las prestaciones correspondientes", señaló el vicepresidente de Hirpace, Luis Saldeño.

Añadió que con los 360 mil recaudados el año pasado compraron aberturas, cerámicos y cables para el CET, pero resta el dinero para invertir en la mano de obra.

El desafío que la comunidad educativa del Hogar, los alumnos y pacientes que allí concurren y sus familias persiguen cada año con su propuesta de maratón recreativa y participativa es que más gente se comprometa -no solo en la compra de un bono contribución, sino con la presencia- y acompañe a los chicos en su día festivo.
Esta vigésimo séptima edición nuevamente los encuentra en obras. Hirpace se inauguró en 1965 y tuvo varias casas. Se mudó al edificio donde funciona actualmente, ubicado en Santiago del Estero 1951, en 1995. Este terreno abarca una superficie total de 8.220 m2.

El Gobierno de la Provincia les había construido en aquel año las instalaciones en 1.640 m2 y ahora el proyecto es llegar, en tres etapas a los 4.080 m2 de superficie cubierta. Con la concreción de la obra buscan generar el espacio físico apropiado para tratar las patologías de los niños individualmente. El otro objetivo es incrementar la matrícula y que más chicos con parálisis cerebral puedan rehabilitarse y educarse, debido a que la demanda viene en franco aumento. 

Fuente: El Tribuno

Te puede interesar