Salta: Cuna de aguas termales y paisajes encantadores

Turismo 14/10/2016
Rosario de la Frontera, un lugar beneficiado por la naturaleza, cuenta con uno de los hoteles más reconocidos por albergar nueve tipos de aguas termales rodeado de serranías y yungas.
Ampliar
Hotel Termas de Rosario de la Frontera

Para descansar y recrear la vista, a 175 kilómetros de la ciudad, se encuentra el hotel Termas de Rosario de la Frontera, una construcción histórica que se ubica en un lugar estratégico, a escasos metros de la serranía La Candelaria, donde una falla natural provee de nueve tipos de aguas termales y un pasaje encantador.

InformateSalta, dialogó con el administrador del hotel, Jorge Méndez, quien explicó que la característica fundamental del lugar son “sus nueve tipos de aguas termales. Se trata de vertientes naturales que traen agua de hasta 4000 metros de profundidad”.

La tierra recibe el agua de las lluvias, la cual es absorbida por las capas de magma. “Las temperaturas vienen dadas por las características de esa absorción, cuando vuelve a brotar, se impregna de los minerales de rocas que están a su paso, dándole características particulares”, contó Méndez.

El hotel fue fundado en 1880, el 1 de abril, por Antonio Palau. Inició con una precaria edificación de casillas de madera cerca de las fuentes, naciendo así el primer pabellón de baños termales en Sudamérica.

Más adelante se construyeron las primeras piletas y el primitivo hotel que se llamó "Martín Garcia", contando con un total de 800 hectáreas.

El lugar, albergó a visitantes de todas partes del mundo, también a personas ilustres como el Presidente Domingo Faustino Sarmiento, José Felix Uriburu, Bartolomé Mitre, Nicolás Avellaneda, Hipólito Irigoyen; poetas como Belisario Roldán y Arturo Capdevila, entre otros.

Actualmente cuenta con 48 habitaciones con una capacidad para 120 personas. El lugar es sumamente visitado, anualmente registra un 70% de ocupación y durante los fines de semana largo alcanza el 100%.

El hotel pasó por muchas manos, luego de que su fundador se vea sobrepasado de deudas, bancos tomaron la propiedad y tras numerosas negociaciones pasó a manos de la provincia, quienes en 2012 iniciaron una profunda renovación.

Actualmente el hotel está próximo a someterse a nuevas remodelaciones, en el marco del Plan Bicentenario. “Esperamos que en el 2019 podamos mejorar aún más el servicio que ofrecemos a nuestros huéspedes”, sostuvo Méndez a InformateSalta.

Sin dudas se trata de un lugar ideal para descansar, compartir y disfrutar.

Te puede interesar