Racing sufrió sus limitaciones defensivas y cayó con Rafaela

Deportes 15/10/2016
Con goles de Gabriel Gudiño y Marco Borgnino (2) la “Crema” superó 3 a 2 a la “Academia”, que marcó a través de Gustavo Bou y Óscar Romero

A la espera del encuentro que iban a protagonizar el líder del campeonato, Estudiantes, y Rosario Central, Racing se presentó en Santa Fe para medir sus fuerzas con Atlético Rafaela, un equipo que mostró un presente irregular en las primeras seis fechas del torneo.

El calor que invadió al Nuevo Monumental, la cantidad de papeles que decoraron el campo de juego y las tribunas (locales y visitantes) repletas de ilusión le dieron otro color al espectáculo que se mantuvo teñido de celeste y blanco.

El partido comenzó con la accidentada escena que preocupó a la mitad de Avellaneda. Antes del primer minuto Leandro Grimi sufrió una lesión en su rodilla izquierda que obligó la modificación en el sector defensivo. Pablo Álvarez tuvo que ingresar para reemplazar al ex Milan.

La salida del lateral debilitó a la última línea albiceleste y la Crema aprovechó a la perfección esa situación. Un pésimo cierre de los centrales facilitó la tarea de Gabriel Gudiño, quien de primera dejó sin posibilidades a Agustín Orion. Los dueños de casa se pusieron chochos con el grito del cordobés.

Los aislados intentos de Iván Pillud y Luciano Aued no parecieron inquietar a Lucas Hoyos. Sin embargo, antes de que se vayan al descanso Gustavo Bou se hizo cargo de un tiro libre y emparejó las acciones. En la jornada previa al día de la madre, la Pantera le dedicó el tanto mirando el cielo. Fue un grito que se hizo esperar, dado que el de Concordia acumulaba 5 meses de sequía.

En el complemento los de Ricardo ZIelinski salieron con otra actitud y una aparición de Lisandro López mereció concluir en la red, pero el arquero con pasado en Instituto le ahogó el tanto a Licha. Racing volvía a tener la imagen que había mostrado en sus compromisos previos.

El cambio fue más notorio cuando ingresó Óscar Romero. El paraguayo le dio otro aire a la ofensiva visitante y en la ocasión que logró sacarse de encima a sus marcas impuso el 2 a 1 con un remate de media distancia. La diferencia se encontraba en la individualidad de los intérpretes.

Las oportunidades desperdiciadas de Lisandro López tuvieron un precio muy caro para los bonaerenses. Sobre todo porque el entrenador nunca pudo resolver los constantes conflictos defensivos. Así, Marco Borgnino se convirtió en héroe al capitalizar los groseros movimientos de Pablo Álvarez y Danilo Ortiz. Al Ruso le faltó la inteligencia para reparar el punto más débil de su equipo y desperdició la chance de trepar a la cima. Los responsables de la derrota tienen nombre y apellido.

Fuente: Infobae

Te puede interesar