Irrumpió en una casa y aseguraba que se la habían regalado

Policiales 17/10/2016
El curioso incidente tuvo como víctima a un comerciante de la zona centro, quien a poco de salir de su casa, en calle Sarmiento, recibió el llamado de su hija, quien lo alertó sobre la inesperada aparición de un sujeto que se había adueñado de su vivienda.
Ampliar
Av. Sarmiento

Lo sucedido en la vivienda de un comerciante que posee su vivienda en calle Sarmiento, encierra aún cierto misterio, pues más allá de que el incidente no pasó a mayores, todavía existen interrogantes respecto a si se trata de un hecho al azar o bien hay algo oculto por detrás.

Según la denuncia del comerciante a la que pudo acceder InformateSalta, el 5 de octubre pasado, en horas de la tarde, salió de su domicilio rumbo a su negocio, cuando a los pocos minutos, su hija, de 18 años, quien había quedado en la vivienda, lo llamó angustiada para pedirle que regrese de inmediato.

La razón, según la denuncia que radicó y que fue informada por la policía, respondía a la sorpresiva aparición de un desconocido, quien, al parecer, encontró la puerta de acceso abierta e irrumpió en el inmueble, el cual recorrió de un extremo a otro.

En esa tarea, la hija del comerciante advirtió que el desconocido se paseaba por uno de los pasillos de la vivienda, por lo que le salió al cruce e indagó sobre su intromisión. “Ya te voy a agarrar a vos”, respondió el desquiciado sujeto, quien se había adueñado de la casa.

Ante esta situación, la joven corrió al exterior de la casa y llamó a su padre, quien al regresar a su vivienda ingresó y enfrentó al sujeto, quien al tras escuchar los reclamos y pedido de que se fuera del inmueble, simplemente se mostró molesto, como si él fuera el verdadero dueño de casa y el comerciante el extraño.

“Hacete a un lado”, le dijo el intruso, quien pretendía acomodarse en un sillón para ver televisión, circunstancias en que el comerciante se trabó en lucha con el sujeto, a quien logró echar de su vivienda. Una vez expulsado, el desconocido se dio a la fuga.

El comerciante, en tanto, lo siguió en su vehículo a la vez que alertó al servicio del 911, con quien coordinó la detención del sujeto, a quien los policías redujeron en inmediaciones del monumento 20 de Febrero. Al ser detenido, el comerciante interrogó al intruso sobre por qué fue a su casa.

“El gordo me ha mandao”, sostuvo. Tras la insistencia por saber más, el comerciante siguió con las preguntas, el desconocido agregó que “el gordo me dijo vos la regalaste”, sin aportar más detalles respecto a la identidad de la personas que lo envió a su domicilio.

El incidente generó temor y preocupación en la familia de comerciante, quien aseguró desconocer los motivos esgrimidos por el intruso. Fuentes policiales, en tanto, no descartan que se trata de un episodio propio de un sujeto con problemas mentales, no obstante, se investiga si existe alguna conexión con otra persona.

Te puede interesar