Escuela Joaquín Castellanos: Familiares hace fila desde el domingo

Sociedad 18/10/2016
El objetivo es lograr un lugar dentro de la institución. Los números se entregarán hoy y la escuela cuenta con solo 250 vacantes.
Ampliar
Familiares realizando fila para conseguir un asiento en la Escuela Técnica Joaquín Castellanos. Foto: Andrés Mansilla

Inscripciones y cuotas elevadas, perfeccionamiento profesional, necesidades de un oficio, son algunas de las razones por las que madres y padres de cientos de chicas -que por estos días todavía cursan el 7º grado- se instalaron desde la mañana del domingo en las puertas de la escuela técnica Joaquín Castellanos en busca de un asiento.

"Estoy acá desde el domingo a las 9 de la mañana. Fui la primera, por la tarde comenzó a llegar más gente. Guardo el turno para inscribir a mi sobrina y a mi hermana. Ahora están cursando el 7º grado en una escuela de Villa Mitre", le contó Roxana López a El Tribuno, mientras esperaba que su hermano la reemplazara durante la noche. "Cuando salga de la técnica viene a reemplazarme y mañana vuelvo. Dicen que a las 8.30 van a empezar a atender", contó la jovencita, que apenas supera los 17 años.

Preocupados por la educación de sus hijas o hermanas, la fila se siguió multiplicando y cerca de las 18 ya daba vuelta sobre la avenida Belgrano, desde la puerta de la institución ubicada en 20 de Febrero 131.

Unos 20 puestos más atrás, Miguel Domínguez ocupaba su lugar para obtener un número en la atención hoy. "Una sobrina de mi esposa viene a la escuela y tenemos muy buenas referencias. Así que resolvimos enviar aquí a nuestra hija. Ahora está cursando 7º grado en la escuela Alejandro Gauffín, en barrio San Remo".

Casi sobre la esquina de avenida Belgrano, sobre una banquita y con una botella de agua, Marciana espera desde ayer por la mañana el turno para ser atendida. Un papá, unos puestos antes que el suyo, se tomó la libertad de ir entregando número a los que hacen la fila para no tener problemas de posibles intrusos. "Mi nena viene de una escuela de Solís Pizarro. Me dijeron que es un muy buen colegio", afirmó Marciana.

Puertas adentro de la institución, a la que actualmente concurren 1.000 alumnas, y que tiene 95 años de trayectoria, la directora Iris Hinojosa Pozzi destacó que entiende el interés de madres y padres. "Tenemos 250 puestos entre los turnos mañana y tarde. Los requisitos son tener 12 años cumplidos, el segundo trimestre aprobado en la escuela primaria y el DNI", recordó la directiva a El Tribuno.

Ante la consulta de por qué la institución tiene tanta demanda, la directora destacó que la escuela les ofrece a las chicas un espacio de contención, y además cuentan con el cursado de las materias y talleres a contraturno. "Los dos primeros años son básicos para las tres especialidades, que son cocina, indumentaria y ARTESANÍAS, y después tienen que elegir y además se tienen en cuenta las calificaciones de las estudiantes", explicó Hinojosa Pozzi.

Al respecto, la docente destacó que todas las escuelas del casco céntrico tienen mucha demanda. "Pasó lo mismo con el Arturo Illía, el Victorino de la Plaza y la Normal. Madres y padres -por distintas razones- no quieren que sus hijos vayan a la escuela del barrio y aquí particularmente vienen muchas chicas de la periferia", afirmó.

Una vez realizada la inscripción, la próxima semana y con la presencia de una contadora se realizará el sorteo de turnos de las inscriptas. Las autoridades de la institución tienen previsto para hoy entregar números.

Te puede interesar