El sacerdote Florían Kurka ahora quiere que le paguen un sueldo

Sociedad 16/11/2016
Tras las reiteradas quejas de los feligreses de El Quebrachal por las determinaciones del sacerdote Florían Kurka quien cobraría por dar misa, obliga a los fieles a dejar limosna y fija un valor de $310 para quienes hagan la Primera Comunión. Ahora pide un sueldo.
Ampliar
Padre Florían Kurka

Las denuncias llegaron a los medios nacionales. Sucede que el padre Florían Kurka, de la iglesia “Cristo Rey” de El Quebrachal, generó un gran malestar entre los feligreses por habría llevado a la fe a una cuestión meramente económica.

Tras las denuncias por el cobro de $310 para tomar la Primera Comunión, el sacerdote dijo que se debe a gastos de inscripciones y seguros que deben cubrir.

Anunció la creación de una comisión que se encargue de las finanzas de la institución. Sugirió comprar “una caja fuerte donde guardar el dinero y recibos”. La comisión entraría en funciones después de las fiestas patronales de Cristo Rey. “No quiero más quilombos” sentenció.

Las molestias de los feligreses también tienen que ver con el cobro por solicitar una misa de cuerpo presente y por obligar a dejar limosnas.

La polémica cobró fuerza nuevamente tras las recientes declaraciones de Kurka en el noticiero de VTS Canal 2, donde habría pedido que se le pague un sueldo.

Te puede interesar