Donar sangre: ¿Una odisea?

Sociedad 17/11/2016
Durante la jornada de ayer, un hombre de 37 años se aproximó al Banco de Sangre con intenciones de hacer una donación para un amigo. Luego de una hora de espera, la enfermera se negó a tomar la donación en una situación donde los motivos de la negativa quedan poco claros. ¿Cuáles son los requisitos para ser donante?
Ampliar
Donante

La donación de sangre es un procedimiento médico mediante el cual la persona donante permite la extracción de sangre para que sea inyectada en otro paciente que la requiera. Al tratarse de un procedimiento de cierta complejidad, no cualquier persona puede ofrecerse como donante. Para ello, los centros de hemoterapia siguen un protocolo para garantizar la “pureza” de cada muestra.

El Banco de Sangre de Salta, ubicado en calle Simón Bolívar 687, cumple con estos protocolos para que los interesados en donar sangre conozcan los requisitos mínimos que están indicados para esta clase de procedimientos.

En las últimas horas, Sebastián Zalazar, un hombre de 37 años se presentó en el lugar con intenciones de hacer una donación de sangre para un amigo que se encuentra hospitalizado, sin embargo no pudo concretar la donación.

Ante los micrófonos de Radio Vos, Sebastián relató la situación que le tocó vivir al acercarse al Centro de Hemoterapia: “Yo tengo la costumbre de donar sangre, tengo una ficha con todos los registros de las veces que lo hice y jamás tuve problemas. Esta vez me hicieron llenar los papeles administrativos, me tomaron la presión, sacaron una muestra de sangre de mi dedo para descartar anemia y todo daba que estaba apto para donar”, explica.

Luego de estos pasos, la enfermera comenzó a hacerle preguntas para determinar si se tomaría su donación: “Desde las 16 hs. hasta las 17 hs. me tuvieron dando vueltas con preguntas aunque yo ya había explicado que no era la primera vez que donaba y que estaba todo en orden. Al final intervino una doctora que había dado la orden de que se me tome la muestra, pero minutos después me trajeron un certificado en el que decía que yo no quise donar sangre. Firmé y me fui sin poder donar”, indica el hombre.

Pasado el mal momento, Sebastián se cuestiona si no quisieron tomarle la donación por el horario en el que se presentó, o cuál fue el motivo por el cual la enfermera se negó a practicar el procedimiento. “Vine a donar sangre y terminé haciéndome mala sangre”, concluyó el hombre.

Te puede interesar