Las Lajitas: "La voladura del techo pudo haberse cobrado muchas vidas"

Interior 17/11/2016
La Ing. Paula Ecardilli, rectora de la técnica de Las Lajitas, se refirió a la voladura de la techumbre del Salón de Usos Múltiples de la institución. “La escuela estaba de asueto porque había fallecido una ordenanza, tuvimos mucha suerte”, expresó.

Luego de que el lunes pasado fuertes ráfagas de viento causaran la voladura de la techumbre del Salón de Usos Múltiples de la escuela técnica de Las Lajitas, Paula Ecardilli, rectora de la institución, en diálogo con InformateSalta, consideró que fue una tragedia con suerte, ya que en ese momento no había alumnos en la institución.

Ecardilli explicó que si bien el hecho ocurrió a las 17.30 horas, horario en que habitualmente los estudiantes están en clases, justo ese día la escuela estaba de asueto porque había fallecido el día anterior una ordenanza. “Estábamos en el sepelio, así que por eso no hubo nadie en la escuela, tuvimos mucha suerte”, expresó.  

En ese marco, detalló que el salón afectado está divido con armarios al medio, de un lado hay aulas y del otro la sala de computación. “Se volaron dos cableadas con las chapas, y el durlock quedó desprendido apoyado sobre los muebles y eso protegió las computadoras, así que no tuvimos pérdidas de maquinas”, dijo.

No obstante, confirmó que por los daños, un sector, compuesto por cuatro aulas y los baños, quedó inhabilitado en cuanto a lo que es energía eléctrica. “Al arrancar todos los cables, y el panel, hasta que no reparen el techo no vamos a tener electricidad”, comentó.

Con respecto a las obras, dijo que ingenieros de Obras públicas de Salta y del Ministerio de Educación, revisaron las instalaciones para verificar si se trataba de algún problema constructivo. “Nos dijeron que iban a hacer el informe y los planos para la obra pero con suerte para el año que viene estará hecho, esperemos que podamos empezar las clases con esto reparado”, agregó.

¿Y las clases? “Nos dieron permiso para habilitar parcialmente el resto de las instalaciones así que podemos terminar el año”, confirmó Ecardilli, quien agregó que están ocupando las aulas igual sin luz, y el otro sector que está bien, habilitado con luz. “Reorganizamos los chicos que estaban en el aula afectada en otro sector”, dijo.

Un edificio nuevo, con problemas viejos

Ecardilli no ocultó su sorpresa por los daños ya que la institución fue inaugurada en marzo de 2011. “La verdad nos sorprendió, después mirando los datos de la estación meteorológica, un viento de 70 kilómetros no es tan fuerte, me parece que debería haber resistido mejor, al parecer las redes cableadas estaban precariamente sostenidas sobre la pared”, dijo.

Un riesgo permanente

Tras los graves daños, aseguró que el riesgo existe siempre. “Estamos teniendo precauciones en cuanto a las alertas meteorológicas, si vemos que se empeoran las condiciones despachamos los chicos”, finalizó.  

 

 

 

Te puede interesar