“Sólo cuando haya justicia podré pasar el duelo por mi hija”

Sociedad 19/11/2016
Esta es la frase se repite en la boca de cada madre y padre de familiares de víctimas, que desde hace 300 semanas reclaman justicia por sus muertos.

“Sólo cuando haya justicia, podré pasar el duelo por mi hija”, dijo Julia Rodríguez la mamá de Zoe a Nuevo Diario. El caso de Zoe fue llegar al hospital Materno Infantil y salir desde allí sin vida, reseña su madre.

Este, junto a los 179 casos que se sumaron al reclamo de "Familiares victimas de la impunidad, muestran un sector que busca bajo el clamor de la verdad, que se otorgue justicia a sus familiares que murieron de forma violenta.

Así Raúl Córdoba señalaba que solo el 4% de los casos llegaron a un juicio justo, en otros ni siquiera pudieron estar en los estrados de un debate judicial. Es el caso de Ana Fernández, madre de Cintia (quien es pionera en las marchas), y hasta el día de hoy espera que los o él responsable del asesinato de su hija sea juzgado.

“El dolor nos mantiene de pie”, dijo Ana durante la recorrida de ayer alrededor de Plaza 9 de Julio, al tiempo que agradeció a quienes mantienen las causas en los medios, para que los responsables entiendan que el dolor no cesa y que los mantiene cada viernes en la búsqueda de justicia.

Julia Rodríguez recuerda que su hijita ingresó con 10 meses al hospital, el 12 de septiembre del 2015. “Tenía un problema en la piel, y los doctores Balcarce y Figueroa no la atendieron como correspondía, le negaron el tomógrafo a pesar que se doblaba de dolor”, dijo. La autopsia de Zoe informó que falleció de un edema de pulmón.

“Este es un caso de homicidio culposo y no fue caratulado así, somos un expediente más, nadie asiste a los familiares que quedamos, todo se va borrando, pruebas, testigos etc; nada me la devolverá, pero pido justicia”, dijo Julia.

Los nombres se repiten: Christian, Marcela, Noelia, Cintia, Marcos, Delia, etc, etc, etc...; y nadie sabe quién se agregará la semana próxima.

Tuvieron encuentros con funcionarios, fiscales, jueces; pero todo queda en promesas de seguimiento de causas, que no llegan nunca; y ellos en estos cinco años siguen teniendo un lugar vacio en su casa, sólo los mantiene el ansía de saber que paso con sus muertos.

Cumplieron las 300 marchas

Ayer viernes 18 de noviembre la Comisión de Familiares de la Impunidad cumplieron su marcha Nº 300 exigiendo juicio oral y público para los culpables. La convocatoria se llevó a cabo, como hace 300 viernes desde las 19, marchando alrededor de la Plaza 9 de Julio.

Bajo los lemas “si quieres la paz, lucha por la justicia” y “que la muerte de nuestros hijos no sea en vano”, familiares y amigos de víctimas de crímenes, femicidios, violaciones, torturas e incluso las madres del paco (que también forman parte de este movimiento) marcharan una vez más y presentaran una nueva bandera, solicitando a jueces, fiscales y funcionarios sentencias justas y avances en las causas.

Te puede interesar