Falso “Jefe de Obras” del Ministerio de Educación estafó a la escuela Indalecio Gómez

Policiales 21/11/2016
El estafador se presentó en el establecimiento con la excusa de ver qué refacciones necesitaba, ya que tenía materiales de construcción excedentes, aunque necesitaba dinero para el flete. A cambio, la Cooperadora le pagó mil pesos y el embaucador desapareció.
Ampliar
La escuela estafada

La estafa fue denunciada por la vicedirectora de la Escuela Indalecio Gómez, ubicada en la avenida Bicentenario de la Batalla de Salta 160, Sandra Flores Pinto, quien acusó a un sujeto que se hizo pasar por “Jefe de Obras" del área de Infraestructura del Ministerio de Educación de la Provincia.

La docente explicó que el sujeto, quien se identificó como Víctor Roha, se presentó en horas de la mañana en el establecimiento y explicó que tenía a su cargo una serie de refacciones en distintas escuelas, por lo que quería ver que hacía falta en el edificio.

Para lograr la confianza de las autoridades de la escuela, el sujeto mencionó otros datos, como que tenían familiares que vivían cerca y que por eso se le ocurrió ayudarles. Una vez que los docentes, siempre necesitados de obras en sus escuelas, no dudaron en hacerles ver al supuesto Jefe de Obras lo que hacía falta.

Durante el recorrido, Roha reveló que justo en esos días habían concluido unas refacciones en una escuela de la localidad de Vaqueros, la cual iba ser inaugurada por el gobernador de la provincia. Y, entonces, agregó que respecto de dicha obra le habían sobrado materiales de construcción.

Indicó que dichos materiales vendrían muy bien para las obras que necesitaban hacer en su escuela, pero que no tenía como enfrentar los gastos del flete debido a que las autoridades del Ministerio no se encargan de esos gastos, aunque podría hacer el traslado si la escuela asumía el costo del flete.

Para darle mayor seguridad a sus víctimas, el falso jefe de obras dijo que se iba a encarga de los trámites, o sea oficializar la entrega de los materiales a la escuela Indalecio Gómez, así tendrían documentación que justifique el dinero que le iban a dar para el flete.

Así las cosas, los docentes entregaron a Roha una suma de mil pesos correspondiente de la Cooperadora, y quedaron a la espera de que el jefe de obras volviera aparecer con los materiales, cosa que no sucedió ese mismo día ni ningún otro, pues el estafador desapareció.

Transcurrido los días, las autoridades verificar en el Ministerio de Educación si efectivamente había un jefe de obras de apellido Roha, lo cual fue desmentido. Tras confirmar que había sido víctima de una vil estafa, las autoridades educativas radicaron la denuncia a fin de evitar otras maniobras similares y que este sujeto sea detenido, pues causó un grave daño a la escuela, ya que se trata de dinero que los padres aportan para las distintas actividades escolares.

Te puede interesar