Galería FEO: una vidriera para pequeños artistas

*Por Lady Frenesí 23/11/2016
Como el métier de la columna sigue siendo la actualidad vista a través de los ojos de esta mujer que intenta contagiar y llevar belleza. Hoy te traigo belleza -cual vendedora ambulante- de la mano de Paula, la FEA.
Ampliar
Galería FEO

Pau Casalderrey estuvo de fiesta la semana pasada, en su Galería FEO de Ameghino 657. La ocasión fue el brindis de cierre de una acción de ARTE y DISEÑO comenzada en el BafWeek el año pasado, entre varios diseñadores en un espacio de charla y co-creación y terminado el jueves pasado con el resultado final de 16 carteras intervenidas por diseñadores y artistas del NOA. Además, todo lo que nutre la acción y los participantes pudieron llevarse de vivir la experiencia, como asesoramiento para productores locales, etc.

Viste que todo llega cuando tiene que llegar y la invitación de Pau al brindis llegó justo cuando pensaba en esta columna sobre emprendedorismo e inspiración, por eso aprovecho y se las traigo para que les contagie un poco de su virtud.

Paula es tucumana, aunque vive en Salta desde los 17 años, y le ha tocado viajar por trabajo pero eligió Salta para asentarse. Desde los 20 trabaja en el arte (hace diez) y desde hace cuatro, cuando comenzó con Estudio FEO en 2012, el diseño cobró fuerza en su carrera logrando una fusión más que interesante.

Ese laboratorio fue el cimiento para la Galería FEO que abrió en 2015 abarcando indumentaria, joyería, calzado, mobiliario, objetos, arte e interiorismo y con la particularidad de ser vidriera para otros pequeños artistas que no tienen donde exponer, mostrando una camaradería envidiable.

Debo decir que la noto con un romanticismo intacto en el amor a la profesión. Su sueño como emprendedora es vivir del arte. Los desafíos atrás de las consignas, las necesidades del usuario o espectador son sus reglas y eso sigue resultándole su máxima fascinación. Así como también trabajar con la “responsabilidad” que siente de acercar al público salteño nuevas corrientes e información para formar a un consumidor de arte y diseño local más amplio. Y de a poco lo está logrando.

Me encanta saber como influye la maternidad en las profesiones o en los proyectos de las mujeres que conozco, y Pau me cuenta que la convirtió en una persona muchísimo más profesional, le dio madurez en el trabajo, en la organización de los tiempos, espacios y prioridades. Con la llegada de su hijo Ray comenzó a visibilizar nuevas posibilidades y formas de encarar la producción. Y, si bien es muy difícil, porque el tiempo disponible para producir es mucho menor, la energía que tiene al trabajar es más eficiente y logró efectuar sus tareas de manera óptima.

Me encanta Pau, y su arte feo!!!

Te puede interesar