Conmoción en San Juan: Violaron y mataron a una nena de cuatro años

Nacional 21/11/2016
El único sospechoso del crimen es el tío de la menor, quien está detenido. Tras abusar sexualmente, la habría asfixiado.

Una niña de 4 años fue violada y asesinada en San Juan. Por el brutal crimen están detenidos el tío de la menor, el único sospechoso, además de la abuela de la niña, investigada como posible cómplice.

El caso generó conmoción en la provincia. Zoe Abril Aballay se descompensó en la madrugada del sábado y su abuela Marcela Barrionuevo (45) llamó al 911 pidiendo ayuda.

Según publica Diario de Cuyo, la mujer salió con la niña en brazos de su casa en la manzana E del Lote Hogar 59 de Chimbas y caminó hasta la ruta 40, donde un patrullero la auxilió y la trasladó al Hospital de Niños.

Minutos después confirmaron que la nena estaba muerta. Elena Mereles (23), la mamá de la menor, se enteró de la desgracia minutos más tarde porque se había ido a bailar y no estaba en el domicilio.

La primera versión de la abuela señalaba que la pequeña sufría dolor de estómago, por lo que se pensó que la menor se había intoxicado o broncoaspirado con su propio vómito mientras dormía. Sin embargo, cuando los médicos la revisaron detectaron en el cuerpo de la niña heridas provocadas por un posible abuso.

Los investigadores comenzaron a dudar del testimonio de la abuela, y esas sospechas se confirmaron con el informe forense, que confirmó que se trataba de un homicidio. La autopsia reveló que la Zoe murió por asfixia mecánica (suponen que le taparon la boca y la nariz) y que también tenía desgarro en la zona vaginal, señal clara de un ultraje sexual.

El juez Guillermo Adárvez, del Tercer Juzgado de Instrucción, dispuso que demoraran a la abuela, a la madre y a dos tíos de la niña, identificados como Sergio (24) y Fernando Mereles (19), quienes estaban en la casa ayer en la madrugada.

Presionada, Elena Mereles aseguró que su madre le confesó que Sergio había violado y matado a la nena, pero que no dijera nada porque la iban a matar. Este testimonio permitió armar el rompecabezas en donde Sergio Ezequiel Mereles quedó como único principal sospechoso del crimen.

Te puede interesar