¡El sexo te hace bien!

Salud 22/11/2016
¿Necesitás más excusas para practicar tu deporte favorito? Es la mejor manera de entrenar y estar en forma.

Después de una atlética sesión de sexo con tu pareja, la piel luce más joven, el pelo más brillante, lleno de vida y tus ojos brillan con picardía. Todo es debido al incremento de la circulación sanguínea durante el orgasmo. Aparte de estos beneficios externos aparentes, una buena sesión de cama consigue bajar la tensión, reducir tus niveles de estrés y hasta mejorar el funcionamiento de tusistema inmune según los estudios más recientes.

Esta comprobado que una intensa sesión de sexo ayuda a aliviar los dolores articulares y musculares, así que, si sos de los que tienen dolores, ya sabés que hacer para terminar con ellos.                                                                                

¿Qué preferís? ¿Hacer series o continuo?

Como entrenamiento tampoco está nada mal ya que un buen estímulo de una hora puede conseguir que quemes hasta 300 calorías, mejorando tu musculación. La cosa está en aguantar la horita entera, pero como con todo entrenamiento, cuanto más practiques, mejor lo harás.

Es un excelente ejercicio aeróbico que reforzará tu capacidad cardio respiratoria de la manera más amena imaginable. Al estimular el trabajo de todo el organismo incluyendo el hormonal, el sexo puede también ayudar a mantenerte joven durante más tiempo.

 

Entrenamiento de calidad

Como con todo entrenamiento, el mejor sexo requiere algo de esfuerzo y de fortaleza tanto mental como física. Hacer deporte físico te ayuda a elevar tu autoestima y por lo tanto contribuye a que te sientas más atractivo. Al tener más energía también tenés más para dedicarle al sexo. Además el ejercicio te ayuda a mantenerte más flexible, cosa que podés aprovechar para experimentar con nuevas posiciones. Y con fuerza podés mantenerte equilibrado en tus posiciones favoritas durante más tiempo.

Una pequeña pausa

Si a pesar de que siempre te ha gustado el sexo, de repente te encontrás sin ganas no dejés aparecer el pánico. Nuestra líbido no se encuentra siempre en el mismo punto. Existen situaciones que provocan una bajada del deseo, el exceso de estrés y la dificultad de llevar a buen fin todas las partes de nuestras complicadas vidas: el trabajo, la familia o un cambio inesperado, pueden trastornar tu capacidad de dormir y de rendir en la cama. Pero no creas que tu caso es único.

Una de las formas más efectivas para reactivar tu deseo es el deporte. No esperés más y empezá a entrenar o practicar... que el sexo te ayudará a mejorar las capacidades físicas y psíquicas.

Te puede interesar