Se acercan las vacaciones: ¿Cuánto sale controlar el auto antes de viajar?

Sociedad 25/11/2016
Fechas, confirmadas. Destino, elegido. Reserva en el hotel, listo. Equipaje a llevar, preparado. Documentación, Ok. Pero... ¿está el auto en condiciones? Mirá lo que debes hacer si vas a viajar en auto... o si vas a viajar de noche.

Claudio Giménez, propietario de Mecánica Giménez, contó en el programa Mañanas del Plata cómo preparar el auto para viajar. Aseguró que "ya hay gente en preparativos para irse de vacaciones en su vehículo" y recomendó que "hay que tener en cuenta la parte técnica del vehículo, papeles y seguridad".

Llegan las vacaciones, los pasajes suben y de todas maneras nadie se quiere perder de hacer un viaje, solo o en familia y a la distancia que sea, para poder desconectarse de la rutina del año. El mecánico Claudio Giménez aclaró que "los vehículos son fierros y aunque uno lo prepare pueden pasar cosas imprevistas". Sin embargo, aseguró que para mayor tranquilidad hay que realizar un service al vehículo. "Un service normal, con controles de todo tipo ronda entre $2000 y $3000", informó y de ahí van subiendo los precios, de acuerdo a lo que haya que hacerle. También agregó que "hoy una cubierta cuesta alrededor de $3000 y subiendo la gama del modelo están hasta $8000", y es fundamental tener las 5 en condiciones óptimas.



Neumáticos, tren delantero, tren trasero, frenos, luces son las cosas básicas a tener en cuenta para emprender una viaje. Para tener todo en orden es recomendable hacer un checkeo y service que "te da garantía de tranquilidad de 10 mil kilómetros", pero "son fierros y como en la medicina no todos son de la misma manera", aclaró. Por lo que hay que tener en cuenta el kilómetraje y el tiempo en que se hizo la última revisión.

Además, indicó que "todo auto viene equipado para situaciones trágicas, aunque uno no piense que la vaya a pasar" y recordó que "ahora te exigen una bolsa mortuoria, es una bolsa negra para cubrir en caso de una muerte". A pesar de ello, destacó que, quizá por los controles, "cada vez los autos están más preparados, en mejores condiciones y en reglamento".

Pero eso no es todo, ya que muchos eligen viajar de noche por una cuestión de tranquilidad, horarios o por gusto.

5 claves para conducir de noche

Un estudio realizado por el Centro de Experimentación en Seguridad Vial -CESVI asegura que en las rutas y autopistas de nuestro país el riesgo de sufrir un accidente de tránsito se triplica entre las 12 de la noche y las 6 de la mañana. Para que el próximo fin de semana largo del 28 de noviembre todos viajemos sin riesgos, CompreSeguros.com ofrece algunas recomendaciones.

Es común que muchos elijan conducir de noche para evitar los congestionamientos de autos o bien para ganarle horas a los merecidos días de descanso. Entre las ventajas que tiene esta decisión, se encuentra el hecho de que circulan mucho menos vehículos, sin embargo también tiene sus desventajas. El hecho de que algunos conductores se vean tentados, por ejemplo, a pisar el acelerador para llegar a destino más rápido incrementa la posibilidad de sufrir algún tipo de riesgo. A esto se le suma que la visión nocturna es menor, por lo que el control de las variables externas disminuye notablemente. El Centro de Experimentación y Seguridad Vial corrobora estas afirmaciones al señalar que dos de los factores que determinan que manejar en horario nocturno sea mucho más peligroso son la velocidad y la disminución de la visibilidad.

Para reducir la probabilidad de sufrir un accidente, se recomienda:

1. Disminuir la velocidad. Aunque la ruta esté totalmente vacía y despejada, no hay que olvidar que no tenemos la visibilidad suficiente como para hacer una maniobra a tiempo, por lo que, en lugar de ir más rápido, es recomendable sacar el pie del acelerador. El exceso de velocidad puede ser mortal.

2. Prestar muchísima atención y tener máxima concentración. De noche, la visibilidad disminuye considerablemente. Es exactamente la que te dan las luces de adelante (aproximadamente 35 metros). Perdés la visión periférica y, por lo tanto, tenés menos posibilidades de ver con anticipación cualquier objeto que esté sobre el camino o al costado de la calzada.

3. Dormir bien antes de emprender el viaje y tomar descansos frecuentes si el trayecto es muy largo. Cuando se conduce de noche, el cuerpo es sometido a una rutina anormal. La fatiga y el sueño son los peores enemigos en un viaje nocturno. Los síntomas son: pesadez y parpadeo constante de ojos, sensación de brazos y pies dormidos, zumbidos en los oídos y necesidad de moverse. Por eso, hay que hacerle caso al cuerpo y parar a descansar ante la primera alerta que emita.

4. Conversar con los otros pasajeros y escuchar música o radio. En relación con lo anterior, para poder mantenerse más despierto, es bueno interactuar con los acompañantes y poner música que ayude a estar atento.

5. Contratar un buen seguro de autos. En materia de seguridad vial, nada mejor que contar con una buena cobertura en caso de accidente o de un desperfecto, ya que, según la póliza elegida, las coberturas suelen contar con servicio de grúa y asistencia. 

Te puede interesar