Copa Davis: ¡Ganó Del Potro y empató la serie!

Deportes 25/11/2016
Gran festejo argentino en Zagreb: Juan Martín Del Potro lo logró y pudo ganarle a Karlovicñ. Ahora, la final de la Copa Davis está 1-1. El resultado fue 6-4, 6-7, 6-3 y 7-5.
Ampliar
Ganó Del Potro y sigue la ilusión argentina

¡Vamos Argentina! Juan Martín del Potro hizo su trabajo para situar hoy a la Argentina 1-1 en la final por la Copa Davis ante Croacia que se está disputando en Zagreb, después de que Federico Delbonis haya rozado la hazaña ante Marin Cilic, como señala el diario La Nación.

El empate, que era el resultado previsible antes de comenzar la jornada de más de siete horas de tenis, no estuvo lejos de convertirse en un impensado 2-0 a favor de la Argentina. Todo, gracias al gran partido de Delbonis, que tuvo contra las cuerdas al local Marin Cilic, pero finalmente se inclinó por 6-3, 7-5, 3-6, 1-6 y 6-2.

Más tarde, Del Potro cerró con un 6-4, 6-7 (6-8), 6-3 y 7-5 su misión ante el heterodoxo y por momentos desconcertante Ivo Karlovic , dueño de un saque imponente desde sus 2,11 metros de altura; de hecho, el gigante croata totalizó 35 aces.

Mañana, en el punto de dobles, todo indica que Del Potro y Leonardo Mayer se enfrentarán a Cilic e Ivan Dodig.

Antes de iniciarse el partido, Del Potro comenzó tomando mucha ventaja con una decisión sencilla: ganó el sorteo, y en vez de optar por el saque, como hace la mayoría, apostó a recibir para intentar quebrar el de Karlovic. Gran decisión, porque el croata no acertó un solo primer servicio y el tandilense lo quebró en cero.

Desde ese momento, Del Potro casi no perdería el control. Karlovic, de 37 años, mostraba el poder de su saque, pero también las importantes limitaciones del resto de su juego, lo que no quita la gran pasión y empeño que le pone.

El tandilense tuvo en su mano acelerar la victoria con una ventaja de 6-4 en el tie break del segundo set, pero Karlovic jugó allí sus mejores puntos y Del Potro tomó algunas decisiones erróneas. Así, el 8-6 a favor del croata en el tie break desató una explosión de euforia de los locales en el estadio.

Se trató, en todo caso, de horas extra por parte de Del Potro: su victoria nunca estuvo realmente amenazada

Te puede interesar