"El clima para aquel que opinaba a favor de la Reforma Política era muy hostil"

Política 27/11/2016
El secretario de Asuntos Políticos de la Nación defendió el sistema del voto electrónico y cuestionó a los gobernadores que se opusieron. "El peor camino fue no discutirlo este año porque nos dejó sin debate de cara a la sociedad", recalcó.

Luego de que fracasa la sanción de la reforma política impulsada por el oficialismo, el secretario de Asuntos Políticos de la Nación, Adrián Pérez, defendió el sistema del voto electrónico y cuestionó a los gobernadores que se opusieron.

"Algunos gobernadores se pusieron muy firmes en no cambiar nada y para nosotros fue una frustración muy grande. Hubo muchos gobernadores que se manifestaron a favor de la reforma. Pero otros que no estaban dispuestos a aceptar ningún cambio y esa es la posición que ganó", sostuvo en diálogo con El fin de la metáfora, por Radio del Plata.

Además, explicó que la intención de la modificación era la de evitar el robo de boletas "que es bastante común con las boletas partidarias" y añadió: "El sistema lo que hace es equilibrar las condiciones, terminábamos con las colectoras, le pasábamos el escrutinio a la Cámara Nacional Electoral. El proyecto favorecía la transparencia, le daba más agilidad al proceso y equiparaba la competencia".

En esa misma línea, señaló que muchos informáticos estaban a favor del proyecto. Ante las críticas que recibió la propuesta, aclaró que "todos los sistemas son vulnerables", pero el sistema actual tiene múltiples falencias. "No nos amparábamos solo en la tecnología porque había un conteo manual. Con el voto electrónico no hay constancia para el elector que después te permita contarlo", subrayó.

Pérez detalló que "el clima para aquel que opinaba a favor era muy hostil en la comisión y mucha gente no quería estar expuesta a esa situación". Asimismo, agregó que "nadie convocó en el Senado a otra gente que no sea la que estaba muy en contra". En cambio, en las reuniones previas había mucha gente que respaldaba la medida pero que no está acostumbrada a la agresividad que se desató.

"Si había voluntad se podría haber acordado un texto alternativo. El peor camino fue no discutirlo este año porque nos dejó sin debate de cara a la sociedad. Pudo haber errores en el proceso. El proyecto venía avanzando bien, lo que falló fue convencer al bloque FpV-PJ", remarcó.

Por otra parte, destacó que Elisa Carrió siempre ha dicho lo que pensaba y manifiesta sus diferencias con algunas decisiones del Poder Ejecutivo. "Creo que es algo bueno, la divergencia no es un problema. Debería ser la regla en la política. Esto nutre a gobernar", concluyó.

Te puede interesar