Se entregó uno de los policías acusados de narcotráfico

Policiales 28/11/2016
Llegó al Escuadrón 52 de Gendarmería acompañado de su abogado. Permanece detenido y deberá prestar declaración indagatoria.
Ampliar
foto el tribuno

Un policía, Oscar Natalio Gallardo, sospechado de formar parte de una banda conformada por efectivos que prestan servicios en dependencias del norte de la provincia, se entregó en el Escuadrón 52 de la Gendarmería Nacional en Tartagal y quedó detenido a disposición del Juzgado Federal de Orán.

El hecho que involucra a policías salteños se produjo el domingo de la semana pasada, por la madrugada, cuando cuatro narcos que se movilizaban a bordo de dos motocicletas, fueron sorprendidos en el paraje San Pedrito en el Valle de Acambuco, por una patrulla de gendarmes. Para evadir la acción de los efectivos de la fuerza federal los sujetos huyeron literalmente a los tiros dejando abandonada una motocicleta y un cargamento de 50 kilogramos de clorhidrato de cocaína. Horas después trascendió que tres de los sujetos eran policías que prestaban servicios en Tartagal, Coronel Cornejo y Dragones, sumados a un civil, hermano de uno de los efectivos. informa El Tribuno.

El policía Oscar Natalio Gallardo presta servicios en el destacamento de la localidad de Dragones y llegó al Escuadrón 52 acompañado de su abogado Juan Carlos Sánchez; el letrado consideró que la detención de su defendido "es producto de una confusión. Gallardo se encontraba prestando servicios cuando se produjeron los hechos del domingo anterior. Una vez que preste declaración indagatoria seguramente quedará en libertad porque no tiene nada que ver con ese hecho", aseguró el letrado y aseguró que su defendido "tiene todo para probar que no estuvo en el lugar, sino trabajando en la dependencia de Dragones".

Gallardo aparece como muy comprometido en la causa ya que figura como propietario de la motocicleta que fue abandonada en la persecución en medio del monte, uno de los elementos que lo involucra en el hecho. Según Sánchez, "mi defendido había vendido la moto y le había otorgado un poder para que el comprador pueda utilizarla" argumentó el abogado Sánchez quien se excusó de revelar quien sería el supuesto comprador de la motocicleta. Si Gallardo revela a quien le vendió su moto aparecerá como seriamente comprometido quien adquirió ese rodado. Antes de entregarse voluntariamente en la Gendarmería, Gallardo se presentó en la Unidad Regional 4 de la Policía de Salta para hacer entrega de su arma y su credencial.

En otro procedimiento realizado en Tartagal efectivos de la Gendarmería Nacional detuvieron a otro de los efectivos sospechados de formar parte de la banda de narcopolicías, quien prestaba servicios en la Comisaría 42 de Tartagal. Según trascendió, el efectivo provincial permanecía oculto en la vivienda de un familiar, en la zona oeste de la ciudad, a un costado de los camping y detrás del barrio Santa María, prácticamente al pie de las serranías. No se conoció la identidad del policía que al igual que Gallardo deberá prestar declaración indagatoria ante el juez federal subrogante de Orán Gustavo Montoya.

Una situación que puede generar enfrentamientos

El secuestro de los 50 kilos de cocaína que se produjo el domingo anterior en el Valle de Acambuco y en el que aparecen involucrados tres policías y un civil, es un nuevo caso de los tantos que vincula a efectivos de la fuerza provincial en un tema de narcotráfico. El primer hecho en la zona se produjo en agosto cuando varios hombres a bordo de dos vehículos redujeron a gendarmes y los arrojaron a un barranco. Desde ese momento permanecen prófugos dos policías: Alejandro Ortiz y René Gareca.

Te puede interesar