Terapia regresiva un camino a vidas pasadas para resolver conflictos

Salud 30/11/2016
Silvia Gvirtzman, psicóloga, estudió las técnicas de este proceso con el psiquiatra estadounidense Brian Weiss y llegará a Salta en diciembre para realizar atenciones.

La terapia de regresión a vidas pasadas tiene la finalidad de ser un proceso sanador”, dijo Silvia Gvirtzman en una entrevista exclusiva con InformateSalta.

Se trata de un proceso que se realiza a través de “un estado de relajación profunda”, donde se intenta encontrar la solución a angustias, miedos, conflictos personales y con terceros, según explica la psicóloga que se capacitó junto al reconocido psiquiatra estadounidense Brian Weiss. En diciembre visitará Salta, los interesados en sacar turnos pueden hacerlo al 387 402-4699

¿Cómo es el proceso de la terapia regresiva?

El proceso se realiza a través de un estado de relajación profunda, entonces en este estado, yo lo voy llevando progresivamente a recuerdos de infancia y una vez que hayamos encontrado el recuerdo más antiguo de esta vida yo lo ayudo a pasar a una vida anterior.

Esa vida anterior a la que el paciente vuelve, todo esto en el estado de relajación profunda, va hablando conmigo, está recostado y con los ojos cerrados. No podemos determinar a qué vida va a ir, ni yo ni el paciente, sino que esa vida pasada irrumpe y es el alma la que define a qué vida tiene que ir, porque en determinado momento, la que comanda el proceso de regresión es el alma.

¿La terapia tiene algo que ver con la hipnosis?

No es a través de hipnosis, es a través de un estado de relajación profunda. Yo me formé con el doctor Brian Weiss en Estados Unidos y él en sus libros habla de hipnosis, pero para nosotros es la que hacía Tusan en televisión donde el paciente se quedaba dormido y no sabía que pasaba, por eso me gusta aclarar que no es a través de hipnosis sino de un estado de relajación profunda, donde el paciente no pierde en ningún momento la conciencia ni el contacto conmigo.

¿Qué conflictos se pueden resolver a través de este tipo de terapia?

Todo tipo de conflictos. Tengo personas que sienten miedo de toda la vida y no le encuentran un motivo, también angustias, conflictos con los padres con las parejas, con el propio enfoque de la vida, porque hay personas que viven en crisis, de nunca saber del todo qué hacer de su vida.

No hablo de enfermedades, pero muchas veces se encuentran el motivo de la enfermedad que se padece, por ejemplo el asma, úlceras y dolores corporales. Al comprender de donde viene eso, se va resolviendo.

¿Cuáles son los resultados y cuantas sesiones son necesarias para abordar un conflicto?

Yo nunca hago una regresión a ciegas. Cuando veo al paciente no la hago en la primera sesión porque a mí me sirve mucho ver su historia de vida y necesito establecer un vínculo previo, porque si el paciente no confía en mí no puedo hacer nada, tiene que entregarse a ese estado de relajación profundo.

Cuando voy al interior el protocolo es diferente. La sesión dura tres horas y durante la primera busco un contacto con el paciente, las otras dos son de regresión. La regresión no se puede apurar.

Las personas en general con una regresión encuentran la respuesta que estaban y los resultados son la resolución del conflicto sin un conflicto, aunque suene redundante, o sea que los conflictos se van resolviendo de manera natural la persona comienza a modificar actitudes y relaciones.

¿Cómo es eso de vivir más de una vida?

Silvia finalmente explicó que la terapia regresiva se basa en dos principios fundamentales, “uno que hay un alma que se va reencarnando sucesivamente en distintas vidas. Porque tiene que aprender aspectos como el amor, la compasión, la caridad, la no violencia, la paz interior y la paciencia todo eso es imposible de aprender en una sola vida”.

El otro principio es “que el amor no muere, nosotros seguimos encontrándonos en nuestras distintas vidas con aquellas personas que amamos, nos vamos encontrando con personas conocidas que en otras vidas ya vimos”.

Silvia Gvirtzman con brian weiss

Te puede interesar