Siete señales de que dejarás de tener sexo en tu relación

Sociedad 01/12/2016
Según los expertos, estos son los síntomas de una pareja que está cada vez más cerca de evitar la intimidad.

La intimidad sexual en una pareja no cambia de la noche a la mañana. Estar atento a las señales que anuncian un distanciamiento, se convierte en una alerta roja para salvar a tiempo la relación.

A continuación, expertos en relaciones de pareja ofrecen hasta siete maneras de conocer si se estás en un matrimonio cada vez más cerca a la ausencia de relaciones sexuales.

Los consejeros también compartieron a The Huffington Post cómo reavivar la chispa de la pasión entre tú y tu pareja.

1. No estás teniendo sexo: si no recuerdas la última vez que tuviste relaciones sexuales con tu pareja -o solo estás teniendo relaciones sexuales en momentos especiales (cumpleaños, aniversarios, vacaciones, etc.)- no es una buena señal. Cuanto más tiempo pasa, más difícil se vuelve revivir su vida sexual, dijo Tammy Nelson, sexóloga certificada y terapeuta sexual y autora de “Getting the Sex You Want”.

“Biológicamente, el cuerpo deja de producir las hormonas sexuales que te hacen despertar, sobre todo si has pasado largos períodos sin él”, explicó. “Y entonces puedes comenzar a sentir que ya no estás interesado en él o ella”. ¿La sugerencia? Dialogarlo y acordar fechas de sexo. Puede parecer el plan menos atractivo como inicio, pero es más efectivo, dijo Nelson.

“Cuanto más sexo tengas, más sexo querrás”, explicó. “Tener relaciones sexuales puede dar comienzo al motor y puede incluso recordarle que disfruta hacer el amor con su pareja. Podrías salir de la rutina de compañero de cuarto y empezar a hacerlo más a menudo”.

2. Ya ni se tocan: los primeros días llenos de energía del romance no son eternos, pero en este momento, ni siquiera se abrazan. La clave para reincorporar las caricias es llegar a tu pareja sin intenciones.

3. Están envueltos en vidas paralelas: ultimamente, lo único que compartes con tu pareja es la cama. “Cuando sus vidas rara vez se cruzan, y todo lo que no sea su matrimonio tiene prioridad (niños, trabajo, viajes, amigos), queda poco tiempo para el sexo”, dijo Susan Krauss Whitbourne, psicóloga que escribe el blog de Psychology Today “Fulfillment At Any Age”.

“Puedes vivir una vida agitada, pero necesitas incorporar en tus calendarios el tiempo de hablar cara a cara, sin distracciones, preferiblemente todos los días”, agregó y señaló: “Su hora de la cena puede ser establecida por los horarios de alimentación de los hijos, pero encontrar una manera de tener tiempo a solas, incluso si es sólo compartir una copa de vino de última hora”, es muy importante.

4. Tener sexo duele: si el sexo es doloroso o incómodo para ti o tu cónyuge, es comprensible por qué lo están evitando. “El problema puede ser uno de la técnica”, dijo Susan Heitler, psicóloga y autora del programa de mejora del matrimonio Power Of Two Marriage e indicó: "Si eres una mujer, quizás con contar con más tiempo previo al acto sexual podría mejorar la receptividad desde el inicio de contacto de pareja. Si el problema es dolor o sequedad provocada por la menopausia, Heitler dijo que la atención médica podría remediarlo. Tanto hombre como mujer, para encontrar la solución procura consultar con tu médico.

5. Te está interesando alguien más: “El hecho de que esta otra persona parezca tener tanta atracción significa que falta algo en tu relación. La verdad es que las obligaciones y el tiempo pueden desgastar incluso la mejor relación a menos que ambos en la pareja estén dispuestos a hacer el esfuerzo de mantenerlo vivo”, añadió Krauss Whitbourne.

6. No tomas la iniciativa en el sexo: si la idea de iniciar el sexo te provoca ansiedad y has agotado tu lista de excusas, probablemente estás en un matrimonio sin sexo, dijo Nelson. “Iniciar el sexo significa que al menos uno de ustedes está asumiendo la responsabilidad por la parte sexual de su matrimonio”, señaló.

7. No hay conexión a nivel emocional: el sexo no es sólo físico cuando estás en una relación a largo plazo. Está atado a cómo tú y tu pareja se sienten sobre el estado de la relación en general. El juego preliminar comienza contigo haciendo que tu pareja se sienta deseada simplemente mostrando lo mucho que él o ella todavía significa para ti, dijo Heitler.

“El cariño emocional y el amor sexual tienden a ir de la mano, cada uno mejorando al otro. Cuanto más sediento es para uno, más probable es que tenga sed para el otro también”, agregó. “Para que las cosas mejoren, felicita y aprecia a tu cónyuge. Comparte tu tiempo, atención y tu curiosidad sobre lo que el otro está haciendo o pensando y estarás en el camino correcto”.

Te puede interesar