Fotos: así celebran Año Nuevo en todo el mundo

Internacionales 31 de diciembre
En Australia, Nueva Zelanda y parte de Asia, el 2017 ya comenzó; los demás países esperan ansiosos a la medianoche.
año nuevo

Más de un millón de personas despidió el 2016 en Harbour Bridge de Sidney con un espectáculo pirotécnico y música que iluminó la noche y el agua del puerto de blancos, azules, rojos y amarillos.

Las doce campanadas sonaron a las 13.00 GMT del día 31 de diciembre en la parte occidental del mundo. A la misma hora, Melbourne vivió otra espectacular Nochevieja con el empleo de 13,5 toneladas de fuegos artificiales y la actuación de músicos como Kings Domain, Docklands, Treasury Gardens y Flagstaff Gardens.

La capital de Australia , Canberra, Adelaide, Brisbane y otras poblaciones grandes y pequeñas del país también tuvieron su particular recibimiento del Año Nuevo, porque la nación emplea tres husos horarios y hay tres horas de diferencia entre Sidney y Perth.

Kiribati, Samoa y Tonga, unos pequeños Estados insulares situados en el Pacífico sur, fueron los primeros países en recibir al 2017, a las 10.00 GMT del 31 de diciembre en el resto del mundo.

Japón entró en 2017 con miles de personas en las calles de Tokio lanzando globos al cielo para celebrar el año nuevo.



Las alegres y coloridas celebraciones ponían el broche final a un año especialmente sangriento, violento y dramático, con la guerra en Siria, la crisis migratoria en Europa y numerosos atentados en todo el mundo.

Pero los demás países no se quedan atrás. España , India , Perú , Taipei, Alemania y Estados Unidos reciben con gran fiesta al 2017.

Australia 

Más de un millón de personas se encontraron en el puerto de Sydney y se mostraron entusiasmados cuando fuegos artificiales en color púrpura cayeron desde el puente del puerto al ritmo de la canción "Purple Rain" de Prince .

Fue el primer tributo musical a las grandes voces que desaparecieron en 2016 y que formaba parte del espectáculo de fuegos artificiales para toda la familia que se lanzó a las 21 horas (a las 10:00 GMT) en la ciudad australiana, un preludio del gran show de luces y petardos a la medianoche para dar la bienvenida al 2017.

Desafiar al miedo

Los festejos en Berlín
Los festejos en Berlín. Foto: http://www.dw.com/

Ciudadanos de todo el mundo salían a las calles este sábado para dar la bienvenida a 2017, desafiando la amenaza yihadista y entre fuertes medidas de seguridad.

Tristemente acostumbrados a un nivel de violencia excepcional, los iraquíes decidieron no detener las celebraciones pese al trágico evento.

Fadhel al Araji, un joven de 21 años del barrio de Sadr City, llevaba su cerveza en el asiento trasero del coche.

"Hoy toca divertirse. Todo el mundo puede hacer lo que quiera y a nadie le importa. Necesitamos una noche así, Irak lo necesita", explicó desde el volante de su maltratado Toyota.

En la devastada ciudad siria de Alepo, Abdel Wahab Qabani, estudiante de 20 años, también estaba determinado a comenzar 2017 desde una óptica positiva. "Los últimos dos años no salí por Año Nuevo. Esta vez, me voy de fiesta", aseguró.

Desde Estambul a París, pasando por Orlando, Bruselas o Uagadugú, la lista de urbes golpeadas por ataques yihadistas fue muy larga en 2016 y por ello, las medidas de seguridad se extremaban en todos los países.

Las autoridades nacionales temían en especial la posibilidad de un ataque mediante vehículos contra la multitud durante las fiestas de Nochevieja, como en Niza (86 muertos el 14 de julio) y Berlín (12 muertos el 19 de diciembre), donde los atacantes utilizaron camiones.

Por ello, en Berlín se colocaron bloques de hormigón y vehículos blindados en las arterias que conducen a la Puerta de Brandenburgo. En Colonia, el número de agentes se ha multiplicado por 10 para evitar que se repita la ola de agresiones sexuales cometidas por migrantes que tuvo lugar el año pasado.

En Nueva York, 165 vehículos "bloqueadores" -como camiones de la limpieza- fueron colocados en "lugares estratégicos" y principalmente en las inmediaciones de Times Square, donde se espera que más de un millón de personas asista a la tradicional caída de la bola que anuncia el cambio de año.

Te puede interesar