Año Nuevo trágico: ya son 39 los muertos por el atentado en un boliche en Estambul

Internacionales 01/01/2017
Al menos 26 de las víctimas eran extranjeros, informó el gobierno turco; el atacante está prófugo. El ataque fue perpetrado por un desconocido con un arma automática.
estambul ataque reina

El Año Nuevo comenzó en Estambul de la misma y amarga manera que había terminado 2016: marcado por el terror y la muerte. Centenares de personas se habían reunido a celebrar el cambio de año en el boliche Reina, del barrio de moda Ortaköy, situado a orillas del Bósforo. En ese escenario, a la 1.15, la fiesta se tornó en masacre: por lo menos un hombre abrió fuego y dejó hasta el momento 39 muertos, entre ellos 16 extranjeros, y 69 heridos, informó hoy el ministro turco del Interior, Süleyman Soylu.

El ataque fue perpetrado por un desconocido con un arma automática. El responsable está prófugo y la operación policial para su búsqueda y captura está en curso, añadió el ministro.

"Nuestra policía ha puesto en marcha una operación y esperamos que sea capturado pronto", dijo Soylu, citado por la agencia semipública Anadolu.

La cadena de televisión CNNTürk indica que una persona ha sido detenida hasta ahora en relación con el atentado de esta madrugada. Se trata del taxista que ha llevado al lugar de los hechos la supuestos atacante, que sigue a la fuga.

Soylu informó además que 21 víctimas han sido identificadas, de las que "16 son extranjeros, mientras que los otros cinco son ciudadanos turcos".

Entre los 69 heridos que están recibiendo tratamiento en diversos hospitales, cuatro "están en estado crítico y uno de ellos está gravemente herido", dijo.

Antes, el gobernador de Estambul, Vasip Sahin, había señalado que "un terrorista con armas pesadas cometió este acto salvaje abriendo fuego contra personas inocentes que estaban celebrando el Año Nuevo".

Sahin explicó que el atacante mató primero a un policía y a un civil en la puerta de la discoteca, antes de entrar en la misma y abrir fuego contra la multitud que estaba celebrando el Año Nuevo.

La agencia de noticias DHA difundió la grabación de una cámara de vigilancia situada frente a la discoteca en la que se ve cómo desde el flanco izquierdo alguien dispara. Algunas balas impactan de rebote en la transitada calle. Un hombre se tambalea hasta caer al suelo, seguramente alcanzado por un disparo. Después, el agresor corre hacia la entrada del Reina y desaparece en su interior.

En un principio, DHA habla de dos agresores disfrazados de Papá Noel, pero después el ministro del Interior, Süleyman Soylu, señaló que al parecer fue solo un hombre. En la grabación, no obstante, no se aprecia la vestimenta del símbolo navideño.

Hasta el momento, el atentado no ha sido reivindicado.

Pánico

El club Reina es un conocido lugar de ocio de la alta sociedad de Estambul y frecuentado por celebridades, futbolistas y empresarios.

Un camarero del local indicó al diario Hürriyet que en el local había unas 500 o 600 personas festejando la llegada del 2017, y que intentaron huir, presas del pánico.

Según el diario Hürriyet, numerosos clientes del club se lanzaron al mar, y la guardia costera realizó una operación de rescate para salvarlos.

Te puede interesar