La comunidad Ava Guaraní necesita padrinos para su comedor

Solidaridad 03/01/2017
Se trata del comedor de verano que funciona en la escuela Juan XXIII, en Pichanal. Allí habitan más de 10 mil personas, principalmente pertenecientes a la comunidad Ava Guaraní.

La convocatoria es tanto para quienes puedan sumarse como padrinos y hacer un aporte de $330 por única vez, como para todos quienes puedan colaborar con útiles escolares, zapatillas, vestimenta, etc. 

El comedor brinda asistencia alimentaria y contención a más de 800 niños que durante el verano atraviesan una situación crítica en la región.

Según contó a InformateSalta el padre Martín de la Misión San Francisco, el comedor de verano funciona hace tres años en la época en la que los niños no tienen clases y por lo tanto no reciben el desayuno y almuerzo.

“Hace tres años venimos trabajando con la comunidad, sobre todo en verano donde el 85% de la comunidad se dedica al trabajo en las fincas de la zona, hay poco trabajo para poder alimentar. Se produce un quiebre de supervivencia donde los chicos la pasan muy mal”, dijo el padre.

Actualmente cuentan con más de 650 padrinos y reciben ayuda del Ministerio de Primera Infancia y de Educación.

“Estamos muy contentos por la ayuda que estamos recibiendo. Si bien todo lo que es hidratos de carbonos no es difícil conseguir, tenemos arroz, fideo y harinas, pero las verduras y la carne que hay que comprar para complementar, es lo que más nos falta y lo que cubrimos con el aporte de los padrinos”, manifestó Martín.

Además, en el lugar reciben donaciones para que los chicos puedan comenzar las clases con útiles, zapatillas y vestimenta. Quienes deseen sumarse como padrinos pueden depositar en la cuenta que aparece en la fotografía o comunicarse con el padre Martín al 01130154301.

 

Te puede interesar