Un sujeto armado con un revolver aterrorizó a vecinos de Villa Mónica

Policiales 04/01/2017
En su raid, el sujeto se presentó primero en una casa vecina y habría gatillado varias veces, pero el arma no se accionó. Luego, y tras caminar unos metros hasta llegar a una plaza, disparó contra un grupo de jóvenes, pero el arma seguía sin funcionar. Finalmente, los vecinos lo detuvieron.
Ampliar
Foto ilustrativa

Uno de los incidentes de fin de año que causaron mayor tensión y terror, según fuentes policiales, ocurrió en Villa Mónica, en inmediaciones de la plaza “El Ciclón”, en calle Corina Martínez al 500, donde un sujeto desató escena de peligro al salir armado con un revólver a la calle.

Según lo denunciado por dos vecinos, y puso saber InformateSalta,  todo comenzó alrededor de las 7 de la mañana del primer día del año, cuando el acusado, quien vestía una camisa azul y tenía todo el torso tatuado, apareció frente a una vivienda de la calle Escuadrón al 1.500.

Uno de los testigos de lo sucedido denunció que se hallaba junto a su grupo familiar y algunos amigos, cuando el acusado se apareció y desde la vereda apuntó con un arma de fuego, tras lo cual comenzó a gatillar en dirección a donde se hallaba su familia.

Al ver al sujeto armado, y que el mismo gatillaba, sus parientes y amigos se arrojaron al piso, tras lo cual cerraron la puerta principal de la vivienda. Del otro lado, en tanto, el supuesto agresor comenzó a golpear para irrumpir en la casa, pero la víctima y sus amigos trabaron el acceso e impidieron el ingreso del pistolero.

Una hermana de los denunciantes, en tanto, trató de dialogar con el sujeto a fin de disuadirlo para que desista en atacar a su familia, sin embargo, el pistolero la amenazó y se marchó, pues los familiares gritaron que ya habían llamado a la policía para que sea detenido.

Cuando las escenas de terror sembradas por este sujeto parecían haber cesado, minutos después un grupo de jóvenes,  fueron víctimas de otro episodio de violencia, quien habría estado bajo los efectos de las drogas, se apareció en la plaza del barrio.

En el lugar, el primer vecino se acercó hasta donde se hallaba el grupo de amigos, a quienes apuntó con su arma de fuego. Según el segundo denunciante, el pistolero lo encañonó y tras amenazarlo con matarlo gatilló contra los jóvenes, pero el arma no disparó ningún proyectil.

Al ver que el sujeto no dejaba de gatillar, los jóvenes se arrojaron al suelo y buscaron protección. Minutos después, al ver que la pistola no estaba cargada o bien tenían algún desperfecto, los jóvenes se arrojaron encima del pistolero y lo redujeron, quintándole el arma que esgrimía.

Enseguida, una patrulla policial que ya había sido alertada llegó a la plaza y detuvo al pistolero, quien quedó acusado del delito de abuso de armas y amenazas.   

Te puede interesar

Te puede interesar