Las inexplicables publicaciones de Herrera en facebook

Sociedad 06/01/2017
Gabriel Herrera fue condenado en 2006 a cadena perpetua por el asesinato de su mujer en el penal de Metán. Tras diez años de aquél episodio, el asesino volvió a cometer el mismo delito. Pese a las codenas, el preso tenía acceso a celulares y a las redes sociales.
Foto perfil herrera 3

“Le doy gracias a dios x darme una segunda oportunidad de tener mi familia” posteó el asesino el 8 de abril de 2016. Casi 9 meses después mató a la segunda madre de sus hijos, en una escena casi idéntica al primer crimen.

De Metán fue trasladado al Penal de Villa las Rosas, en 2006, por haber asesinado a su ex pareja y madre de sus primeros hijos, durante una de las visitas. Diez años después Herrera comete el mismo crimen.

Nada parece claro en torno al episodio. La muerte de Andrea Neri, de tan sólo 18 años, hace sangrar una vez más la profunda herida que tiene nuestra sociedad a causa de los femicidios. Más allá de dolor de la familia y de la indignación que provoca en la comunidad, desata innumerables preguntas en torno al ¿por qué?, al ¿cómo?

“DIOS NUNCA NOS ABANDONA”, comenta en una de sus publicaciones el asesino. Leer hoy esas palabras estremece hasta la nuca. ¿Cómo es posible que un preso que tiene una condena de por vida pueda acceder a las redes sociales?

Tanto Herrera como Neri publicaron imágenes del proceso de embarazo de la menor. Basta con echar un vistazo en sus páginas de facebook para conocer una historia peligrosa, de amor y de riesgos.

“LO IMPORTANTE ES Q NASCA SANO Y SALVO ESO ES LO Q MÁS IMPORTA”, publicó Herrera a la espera del hijo que tuvo con la última víctima. Andrea había cumplido 18 años en julio pasado, ya estaba transitando su embarazo. 

Nada es claro, la responsabilidad del crimen no está solo en las manos que estrangularon a la joven sino en un sistema que deja a las mujeres vulnerables al borde del abismo. 

 

Te puede interesar