El Gobierno pone en marcha el debate sobre el régimen penal juvenil

Nacional 11/01/2017
El crimen de Brian Aguinaco provocó que el oficialismo decidiera discutir la situación penal de los menores. El ministro de Justicia, Germán Garavano, encabezará mañana la primera reunión para avanzar en la reforma de una ley que tiene 36 años.
Ampliar
Germán Garavano, Ministro de Justicia

Días después del crimen de Brian Aguinaco, de 14 años, el gobierno nacional anunció su intención de modificar el régimen penal juvenil. Y un día después de la liberación del chico de 15 años acusado de cometer el crimen, pondrá en marcha ese debate.

El ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, encabezará mañana a las 15 horas la primera reunión de trabajo en la sede de su cartera de la que participarán representantes de otros ministerios del Poder Ejecutivo, integrantes del Poder Judicial, diputados y senadores nacionales y representantes de organizaciones sociales, entre ellas UNICEF.

El objetivo del encuentro será poner sobre la mesa los temas que el gobierno quiere discutir en torno a los menores y fijar el cronograma de trabajo para que a lo largo del año especialistas debatan y lleven propuestas a una suerte de comisión redactora que tendrá a su cargo la elaboración del proyecto final, informaron a Infobae fuentes que trabajan en el tema.

Ese trabajo llevará todo el año porque el ministro Garavano adelantó que el gobierno no quiere que el tema se debata en el Congreso en un año electoral. Finalizadas las elecciones, el proyecto ingresará al Poder Legislativo. Los temas que se debatirán son cinco: la edad de punibilidad a partir de la cual un menor puede ser acusado de un delito; la creación de una justicia especializada; medidas alternativas al proceso y a la privación de la libertad; condiciones de detención; y régimen de sanciones adecuadas a jóvenes.

A la reunión de mañana fueron invitados representantes de los Ministerios de Educación y Seguridad; de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR); de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia; jueces, fiscales y defensores oficiales de menores de todo el país; los presidentes de las comisiones de Diputados y Senado vinculadas a los penales de menores y penales; y miembros de organizaciones civiles. Ya anunció su presencia María Ángeles Misuraca, oficial nacional de Protección y Acceso a la Justicia de Unicef, entidad que se pronunció en contra de bajar la edad de punibilidad.

El debate que el gobierno impulsa es sobre la ley-decreto 22.278 que establece el régimen penal de menores. Se trata de una norma que tiene 36 años que fue sancionada en agosto de 1980 por el entonces presidente de facto y represor Jorge Rafael Videla "en uso de las atribuciones conferidas por el artículo 5° del Estatuto para el Proceso de Reorganización Nacional".

La ley establece que un menor de 16 años no es punible, por lo que no puede ser acusado por delito alguno. Los chicos de 16 a 18 años entran en un régimen especial.

El crimen de Brian Aguinaco llevó al Gobierno a volver a discutir la situación penal de los menores: el chico recibió la tarde del 24 de diciembre pasado un balazo en la cara cuando viajaba con su abuelo en el auto en el barrio de Flores, donde vivía. Dos días después falleció. El disparo partió desde una moto ocupada por dos personas que le habían robado la cartera a una mujer.

El acusado del crimen también es menor –tiene 15 años– y días después fue detenido en Chile. El joven –también llamado Brian– fue liberado ayer por el juez de menores Enrique Velázquez porque es inimputable y fue enviado a Perú donde están sus abuelos, quienes tendrán la tutela del chico.

Te puede interesar