Más de 500 personas son asistidas en los Centros de Primera Infancia

Gobierno 05/02/2017
Durante su primer mes de funcionamiento los diez centros que inauguró Primera Infancia en la zona norte de la provincia, se derivaron a 15 niños con severos problemas de salud. También brindan atención a madres de las comunidades originarias.

Según informó el Ministerio de la Primera Infancia, los diez Centros de Primera Infancia (CPI) que inauguró el Gobierno de Salta durante enero en San Martín, Orán y Rivadavia ya brindan alimentación saludable, contención y controles médicos a más de  550 niños y madres de las comunidades originarias del norte. Desde esta cartera del Ejecutivo salteño, además se informó que desde los CPI se derivaron a 15 niños que sufrían severos problemas de salud a los hospitales de la zona.

Ofelia Molina y Luna Justo forman parte del equipo de operadores del centro de Pozo el Bravo. Ellos explican que “para preservar la integridad de más chicos en algunos casos el centro debe trabajar de manera articulada con la fuerza policial para poder retirar a los niños de las comunidades”.

Según informaron estos agentes educativos del CPI ubicado en la comunidad Santa Victoria, “existen muchísimas familias que por diversas razones se negaban a asistir al CPI, recibir atención médica en los hospitales o centros de salud, o bien evadían los controles de los agentes sanitarios”.

Según relata Luna Justo, “los avances que se logran con los niños y las madres que a diario visitan el centro son sorprendentes. Si bien esperábamos  generar nuevos vínculos entre nosotros, las madres y los niños, estábamos casi seguros que nos costaría un tiempo. Pero no fue así, las madres que vienen y charlan con nosotros inmediatamente se suman al proyecto y empiezan a colaborar”.

Ofelia Molina cuando llegó al CPI el problema que se les presentaba era la comunicación con las mujeres, “ellas no se sentían en confianza para hablar con nosotros. Trabajamos para generar cambiar eso con los más chicos dibujamos, pintamos o cantamos, con las madres cocinamos y les enseñamos como deben cuidar mejor su salud y la de sus hijos. Gracias a ello hoy todos compartimos el día juntos y dentro de la comunidad el CPI se está transformando en un lugar de reunión y contención muy importante para las mujeres y los más chiquitos”.

 

Te puede interesar

Te puede interesar