Caso Thiago: El padre ‘sustituto’ goza de prisión domiciliaria

Policiales 07/02/2017
Marcelo Senise dejó la cárcel por cuestiones de salud y su esposa Patricia Sánchez busca obtener el mismo beneficio. En tanto, los tres hermanos de Thiago intentan sobrellevar su pasado marcado de dolor y violencia. Conocé como se encuentran hoy.
123892-los-vecinos-confirmaron-el-maltrato-fisico-que-padecian-thiago-y-magali

La historia de Thiago Quipildor y sus hermanos quedará en la historia como un caso donde la negligencia y la violencia se cobraron la vida de un niño de 4 años. A casi dos años de la muerte de Thiago, sus hermanos Magalí, Josué y Gastón siguen caminos diferentes, todos marcados por las huellas que dejó en sus vidas la pérdida de su hermano.

Recordemos, que Thiago, al igual que sus hermanos, se encontraba bajo la tutela de una familia cuidadora, integrada por Patricia Sánchez y Marcelo Senise, cuando fue internado en el Hospital Materno Infantil. Luego de días luchando por un cuadro respiratorio, los médicos confirmaron el deceso del menor, que evidenciaba, además, lesiones por golpes.

Desde aquel entonces, la Justicia procedió a detener e imputar a los padres sustitutos y a darle la tenencia de los hermanitos de Thiago a su abuela, Yolanda Farfán. Sin embargo, Marcelo Senise logró acceder a la prisión domiciliaria, beneficio que también solicitó Patricia Sánchez.

La vida sin Thiago

Magalí, Josué y Gastón vivían probablemente los mismos malostratos que evidenciaba el cuerpo de Thiago. Luego de su muerte y de diferentes instancias legales, la abuela de los menores, Yolanda Farfán se hizo cargo de los niños.

Desde el primer momento, Yolanda procuró que a los hermanitos no les faltara nada. Junto a ella, retomaron los estudios, recuperaron peso y volvieron a conformar un núcleo familiar. Sin embargo, la situación cambió nuevamente.

De vuelta al Hogar

Magalí es la única de los tres hermanitos de Thiago que continúa bajo la tutela de Yolanda. En el caso de los dos hermanos mayores, Josué y Gastón, ambos volvieron al cuidado de un hogar de niños.

“Sufrieron tanto, les quedaron tantas marcas por su historia…” reflexiona Yolanda ante los micrófonos de Radio Vos. “Josué es un niño violento que insistía con estar en la calle y cuando le reclamé para que no ande solo, decidió irse a la casa de una tía”, declaró la mujer.

Luego de que el menor cambiara nuevamente de domicilio, fue retirado, junto a su hermano Gastón y reubicados en el hogar donde ahora se encuentran.

 Según Yolanda, Josué, de 15 años, intentó quitarse la vida y no logra superar la muerte de su hermano: “No lo puedo controlar, recuerda lo que le pasó a su hermano y se pone muy violento”, declaró la abuela de los niños.

De esta forma, la historia de los hermanos Quipildor tiene un nuevo capítulo que los encuentra divididos, ubicados y reubicados en diferentes partes y tratando de superar algo que los marcó de por vida.

Te puede interesar