“Sabemos que robaba pero no merecía que lo maten de esa manera”

Justicia 07/02/2017
Fueron las palabras de Cecilia López, cuñada de José Antonio, quien fue asesinado durante un intento de robo en una vivienda en Villa Lavalle.
Ampliar
El fiscal recorrió la escena del crimen

“Nosotros somos conscientes, no vamos a decir que mi cuñado era un santo, pero nadie tiene derecho de matar de la forma en la que lo hicieron con él. Hay muchas cosas que esclarecer”. Fueron las palabras de Cecilia López, familiar de José Antonio Acosta, el joven asesinado durante un intento de robo el domingo en diálogo con InformateSalta.

Ante las irregularidades y la violencia del crimen, el fiscal, Pablo Rivero, caratuló la causa como homicidio simple, durante una entrevista con la familia le explicó que “pueden agravarla por alevosía y ordenó la detención del hijo del hombre de 71 años”, explicó. La cual se concretó esta mañana.

Tras un encuentro con Rivero, la mujer contó: “Lo que vieron en las cámaras de seguridad, es cómo mi cuñado entra, rompe el alambrado, se dirige hacia la ventana, la rompen, no llegan a ingresar al domicilio cuando los sorprenden”.

Foto

“Mi cuñado corre para la orilla del río, lo interceptan por detrás, este hombre de 71 años y su hijo, y es ahí cuando le meten una puñalada en el corazón. Hasta ahora no nos dijeron quien fue, pero el fiscal ordena la detención porque en la filmación no está claro, se ve todo muy confuso. Tenemos que esperar 10 días para conocer el resultado del ADN del material encontrado en el cuchillo”, añadió.

“Sabemos que él era una persona adicta, que robaba, incluso a nosotros nos robaba, pero al margen de todo esto no merecía que lo maten de esa manera. Tenía cortada la cara, el abrazo, tenía heridas punzantes en el abdomen. A él lo atacan por detrás. Hay un testigo que dice que pedía auxilio. Estas dos personas se ensañaron”, relató la mujer.  

Finalmente explicó que José Antonio no portaba el arma de juguete con la que pretendían concretar el robo, sino quien lo acompañaba, Cristian Chinque de 21 años, quien fue imputado por tentativa de robo.

Finalmente contó que su cuñado estaba perdido por la droga. “Comenzó a consumir desde los 14. Era soltero y no tenía hijos. Vivía con sus padres, en la calle Córdoba al 2000”.

Te puede interesar

Te puede interesar