Calvario en el hosp. de Tartagal: “Que mi hijo esté vivo es un milagro”

Reclamo 08 de febrero
Una joven madre relató el calvario que atravesó en el hospital Juan Domingo Perón de Tartagal a la hora de dar a luz. La tardanza en el parto casi provoca la muerte de su pequeño.
Karen
- Karen cuenta su historia

Motivada por Belén, esposa de “El Zurdito” López un conocido boxeador tartagalense, quien dio a luz en el baño de su habitación en el Hospital Juan Domingo Perón de Tartagal y logró salvar a su bebé de caer al piso gracias a un pañal, una joven madre se animó a contar su historia.

Se trata de Karen, quien debió atravesar un verdadero calvario para tener a su bebé en ese mismo nosocomio. En diálogo con InformateSalta, explicó que el viernes pasado ingresó a la maternidad alrededor de las 5:25 AM y debió esperar 16 horas hasta que se le practicara una cesárea.   

Su madre y su pareja, tras varias horas, debieron enfrentarse a la partera debido a que el corazón del bebé ya no latía de la misma manera. “A las 19:15 aproximadamente la doctora me dice que me van a operar pero que no se hacía responsable si yo agarraba alguna infección por lo que había roto bolsa. También me dijo que esperara a que ella busque al anestesista si es que estaba sino que espere y que no la molestáramos para preguntar si está o no,” dijo Karen.

Ante esta situación, la joven comenzó a ponerse intranquila y lo único que quería es que nazca su pequeño hijo. “A las 19:23 me suben a quirófano, no sentí miedo ni dolor, me fui entregada, solo quería escuchar a mi bebé. Minutos después nació mi bebé y solo escuchaba a los especialista decir: hay materia fecal reciente en la bolsa, una hora más y se pasaba el gordo,” manifestó.

Luego de ello, despertó en la habitación y logró tranquilizarse al ver que su pequeño estaba en brazos de su padre.

“A las 00 pasó la última enfermera por la habitación, pedí que me pusieran un calmante porque ya se me estaba pasando el efecto de la anestesia, después de eso te abandonan por completo durante la madrugada, no podes ir a pedir que te cambien el suero porque se enojan, estuve desde las 4 am hasta las 6 am con el suero vacío,” continúo.

Además, denunció que las habitaciones están llenas de cucarachas y hormigas.A mi hijo lo picaron dos veces estando en la cuna. Con mi compañera de habitación tuvimos que bajar por las escaleras para ir a laboratorio por los análisis de los bebés ya que la enfermera fue a buscar quien nos acompañe en el ascensor pero nunca volvió,” indicó.

Finalmente, Karen consideró que gracias a Dios hoy puede tener a su bebé. “Sentí mucho miedo cuando escuché que en una hora las cosas cambiaban con mi hijo, y la felicidad a la vez de que pudieron sacarlo a tiempo. Hoy gracias a Dios tengo a mi pequeño en casa. Que mi hijo esté vivo es realmente un milagro,” culminó.

Te puede interesar