Caso Andrea Neri: detienen a otro guardiacárcel por el femicidio

Justicia 10 de febrero
Se trata de Nelson Alexander Cardozo, quien cumplía funciones donde fue asesinada Neri. La fiscalía estableció a través de las imágenes de una cámara de video y un testimonio que el guardia fue advertido sobre el peligro que corría la mujer pero no intervino.
Neri

La detención de Nelson Alexander Cardozo, el agente sindicado, fue solicitada por el fiscal penal Pablo Rivero, quien lleva adelante las actuaciones penales se iniciaron de manera anexa al femicidio de Andrea Neri, ocurrido el 5 de enero pasado durante una visita privada en la tercera planta del Pabellón “E”, en el penal de Villa Las Rosas. La joven fue asesinado a cuchilladas por su pareja, el interno Gabriel Herrera.

Por la causa paralela abierta por la fiscalía al advertir graves irregularidades de parte de funcionarios del Servicio Penitenciario de la Provincia, como así también de los guardias en el resguardo de la seguridad de los visitantes, ya se realizaron cuatro imputaciones penales a oficiales de ese organismo, dos de los cuales se encuentran detenidos.

El director de la Unidad Carcelaria Nº1, prefecto, Juan Carlos Gutiérrez y el entonces Jefe del Departamento de Tratamiento y Vigilancia del pena, alcalde, José Luis Ávalos, fueron imputados por el delito de incumplimiento de deberes de funcionario público, pues omitieron tomar los recaudos para evitar el femicidio, pues Herrera ya había asesinado a su ex pareja, Verónica Castro, durante una visita privada en la Unidad carcelaria de Metán, en marzo del año 2006.

Asimismo, la fiscalía, imputó el delito de “abandono seguido de muerte” al alcaide, Fernando Daniel Velásquez y al adjutor mayor, Héctor Augusto Franco. Este delito, contemplado en el artículo 106 del Código Penal, establece como agravante, en caso de que el resultado sea la muerte, una pena de 5 a 15 años de prisión, siendo aplicable en este caso la detención de ambos funcionarios.

Cabe resaltar la diferencia entre el delito de incumplimiento de deberes de funcionario público, que no tiene pena de prisión, y el del “abandono seguido de muerte”, pues mientras el primero gira en torno a la posible negligencia incurrida por los acusados en actos de omisión durante el ejercicio de sus funciones, el segundo, sin embargo, es de mayor gravedad debido a que se trata de un hecho en el que se investiga la posibilidad de que los imputados hayan incurrido en una conducta de acción “dolosa”.

Neri

Nuevo imputado

En los últimos días, y a partir de una serie de diligencias investigativas, que fueron ordenadas por el fiscal, se logró establecer que el día del hecho, el 5 de enero pasado, Neri llegó a la tercera planta del Pabellón “E” junto a su bebé recién nacido, oportunidad en la que Herrera la condujo primero a su celda.

Luego de unos minutos, las imágenes de las cámaras de video de seguridad ubicadas en ese sector, registran cuando Herrera y Neri, quien llevaba en brazos al bebé, salieron de la celda para ingresar al baño, en cuyo interior estaba un interno del mismo pabellón.

Este recluso, según reveló al prestar declaración, escuchó que Neri se quejaba y se resistía a cierto accionar de Herrera, quien al percatarse de que no estaban solos en el baño, decidió luego retirarse, llevándose a la rastra a su mujer, tras lo cual el interno salió también del baño y al acercarse al guardia que custodiaba el acceso a ese sector le informó que Herrera estaba golpeando a su pareja.

En respuesta, según declaró, el guardia hizo ademán de que no le importaba y no acudió a verificar el alerta recibido del interno. La declaración del recluso fue confrontada con las imágenes, donde efectivamente se aprecia cuando el recluso le da aviso e incluso hace señas con uno de sus brazos para que vaya a ver, mientras el celador también hace un ademán que evidencia su negativa.

Con estas imágenes y el testimonio del interno, el fiscal solicitó la detención de Cardozo, quien fue arrestado ayer a la mañana por policías de la División Homicidios, quienes trabajan en la investigación de este hecho. El agente fue sometido a la audiencia de imputación por el delito de “abandono de persona seguido de muerte”, tras lo cual se negó a prestar declaración indagatoria. La fiscalía, en tanto, solicitó que se mantenga la detención.

Te puede interesar