Reporte policial compromete a proteccionistas en incidentes con carreros

Policiales 14/02/2017
Una oficial encargada de la seguridad indicó que el grupo de mujeres se habían comprometido a realizar su queja de forma pacífica a un costado, sin embargo, cuando aparecieron los “carreros” se colocaron en medio de la calle provocando e intentando frustrar el desfile.
Mientras desde la Municipalidad se busca desaparecer la tracción a sangre, como aseguraron públicamente algunos de sus funcionarios en los últimos días, lo que evidenciaría el triunfo del grupo de proteccionista sobre los “carreros”, InformateSalta pudo acceder a un informe policial que pone en dudas el accionar de las mujeres que protestaban contra el maltrato animal al monumento al General Martín Miguel de Güemes.

El reporte en cuestión, firmado por la oficial Marina Correa, indica que el día jueves, alrededor de las 17.15, un grupo de jinetes comenzaron a arribar al monumento donde los “carreros” tenían previsto realizar un desfile en homenaje al natalicio del héroe gaucho.

Correa relata que mientras los “carreros” hacía su ingreso al monumento por calle Uruguay, desde avenida Bicentenario y Paseo Güemes, aparecieron un grupo de 10 mujeres que se autoproclamaban “proteccionistas” y que con pancartas reclamaban contra el maltrato animal.

La oficia indicó que al entrevistarse con este grupo, las mujeres sostuvieron que solamente iba a realizar una protesta pacífica, que se iban a ubicar a un costado del desfile y no iban a impedir el paso de los “carreros”, por lo que Correa justificó no haber tomado otras medidas de seguridad al respecto, además reveló que para el operativo solo contaba con diez efectivos.

Comienza el caos

Una vez que las diez mujeres se apostaron, un primer grupo del grupo de los “carreros” hicieron su aparición, circunstancias en que, según lo informado por Correa, las mujeres “proteccionistas” abandonaron su posición y directamente se interpusieron en el camino de los jinetes y a viva voz gritaban que no iban a permitir que realicen el desfile.

Este accionar, totalmente contrario al que habían anunciado anteriormente, provocó un primer enfrentamiento, en el cual desde el grupo de los “carreros” reaccionaron violentamente y agredieron físicamente a las mujeres, quienes insistían en impedir el paso de los carros y jinetes.

Correa informó que el grupo de mujeres “proteccionistas” estaban muy “ofuscadas” y “proferían insultos” a los “carreros”. Asimismo, sostuvo que luego de lograr separar a los grupos, las mujeres comenzaron a responsabilizar a la policía por el incidente y pedían que intervengan y suspendan el desfile.

Cuando pudieron separar a ambos grupos, los jinetes comenzaron a avanzar, circunstancias en que las mujeres “proteccionistas” volvieron a interrumpir el tránsito, produciéndose un segundo foco de agresión de parte de los “carreros”, quienes agredieron con golpes de puño a las “proteccionistas”.

Posteriormente, tras retomar el control, Correa informó que como consecuencia de los incidentes tres mujeres del grupo de “proteccionistas” resultaron lesionadas, siendo identificadas como Mabel Guantay, Lucía Paucari y Gabriela Diarte, por lo que solicitaron ambulancias para la asistencia médicas de las mismas.

También dejó sentado que invitaron a las mujeres a radicar las denuncias del caso, pero que las “proteccionistas” se rehusaron a abandonar el desfile y que lo harían después. Desde el sector de los “carreros”, en tanto, la oficial reveló que se entrevistaron con su referente, Héctor Flores Núñez, a fin de que calme a sus dirigidos.

Asimismo, indicó que fueron las mujeres “proteccionistas” las que “incitaron” los hechos de violencia y que la única intención era frustrar el desfile, acto que ya había sido anunciado por su sector, el cual finalmente se realizó ante un público de 700 personas, pues que también hubo danzas folclóricas.

Un desfile político
Correa indicó que la mayoría de los presentes pertenecían o fueron convocados por varios movimientos políticos, aunque reconocieron como principal  la “Confederación de Trabajadores de la Economía Popular”, cuyo secretario general, procedente de Buenos Aires e identificado como Gringo Castro, fue el orador principal del acto.

Este informe, si bien, desnuda las intenciones de las mujeres “proteccionistas” al acudir al desfile, no justifica la violenta reacción de los “carreros”, quienes aún son investigados a fin de poder identificar y detener a los agresores. 

Te puede interesar

Te puede interesar