“El cáncer infantil más común es la leucemia y tiene 80% de probabilidad de cura”

Salud 16 de febrero
Marcela León, vicepresidenta de HOPE, contó cómo trabajan en la institución y compartió consejos para que un paciente pueda recuperarse.
Leon
- Marcela León en las instalaciones de InformateSalta

El diagnóstico de un cáncer infantil es shockeante”, contó Marcela León, vicepresidenta de Hemato Oncológica Pediátrica (HOPE), a InformateSalta, quien explicó que a pesar del tabú que genera el diagnóstico, con los cuidados necesarios es posible que el paciente logre curarse.

Si bien explicó que en Salta se diagnostican alrededor de “30 nuevos casos por año. Hay un alto porcentaje de curación de los niños enfermos a nivel mundial, entre un 70 y 80% tienen posibilidades de curarse, pero depende de factores fundamentales como el diagnóstico precoz, que tengan acceso al tratamiento adecuado y una buena calidad de vida porque durante el tratamiento tienen bajas defensas”, explicó.

Desde la fundación ayudan a los niños y sus familias a través de distintas herramientas. “HOPE nació en el 2004  por iniciativa de un grupo de padres que tenían sus hijos enfermos como un grupo de auto ayuda. En el 2005 se les otorgó la personería jurídica y se propuso distintos objetivos, necesidades y prioridades”, contó.

En su albergue asisten a los niños y sus padres cubriendo sus necesidades materiales, pero también cuentan con un equipo de profesionales que los contienen emocionalmente. Otra de las herramientas implica el acompañamiento escolar de los pacientes. “Tenemos maestras hospitalarias que los ayudan a continuar con su aprendizaje”.

hope

HOPE trabaja mucho con pacientes del interior sobretodo aborígenes. “Nosotros como fundación les damos alojamiento sobre todo a aquellos que vienen desde el interior, que tienen que realizar el tratamiento en capital. A partir del diagnóstico tienen que permanecer 18 meses continuos sin poder regresar a sus hogares por las bajas defensas y eso les genera un desarraigo”, explicó a InformateSalta. 

“Asistimos a muchos aborígenes que en realidad no entienden de qué se trata la enfermedad. Vienen con lo puesto porque su hijo tiene una fiebre prolongada y se dan con este tratamiento, entonces hay que contenerlos y educarlos, porque la información les genera tranquilidad”, añadió.

 Asistencia a pacientes extranjeros

En el hospital Público Materno Infantil, brindan asistencia a pacientes que vienen desde el extranjero como ser Bolivia. “El año pasado se llegó a tener cinco camas con niños del vecino país. Acá se les brinda toda la asistencia a nivel de medicamentos, pero los niños argentinos tenían que esperar a ser atendidos por eso pedimos que a nivel de salud pública se gestione para que se los atienda y reciban un tratamiento inmediato en su lugar de origen”, detalló.

Finalmente agradeció a las empresas y organismos que trabajan junto a ellos para poder ayudar a quienes más lo necesitan, remarcando que las donaciones de pañales grandes y extra grandes, barbijos y alcohol en gel, lo que más necesitan puede ser llevado al albergue atrás del hospital.

Te puede interesar