Dejó el carro y ahora vende huevos en una camioneta

Sociedad 17/02/2017
Un ex carrero entendió que los caballos actualmente no tienen espacios donde pastar, tomó sus ahorros de toda la vida y compró el vehículo en que ahora trabaja. Continúa en la actividad pero bajo otra modalidad.

Pese a que desde el sector de los carreros aseguran que dejar el caballo de lado es casi imposible, Benito Ayón es un claro ejemplo que cuando se quiere, se puede lograr. No dejó de ser un comerciante callejero sino que cambió el carro por un vehículo para poder hacerlo.

Hace 30 años comenzó con su carro, pero con el pasar del tiempo entendió que los animales ya no tienen espacios para pastar y que muchos de sus dueños los descuidaron a tal punto que voltean la actividad. Con ello, el avance del proteccionismo con el apoyo de la sociedad, lo hizo tomar la decisión.   

Salir a defender es salir a hacer violencia. Entonces eso ha ido calando muy profundo de mí y de mucha gente. Hay muchísima gente que hoy hace la actividad en un vehículo. Gran parte empezaron a tomar conciencia de que había que reconvertir la actividad,” dijo a Somos Salta.

Si bien requiere de un gran esfuerzo, Benito asegura que es posible. “Es un esfuerzo muy grande, pero también en la actividad se aprende mucho. Llevo más de  30 años y se aprende que la pobreza de la gente que trabaja en carro no es culpa de eso, sino de un sistema en el que el intermediario se queda con toda la plata,” indicó.

Finalmente, destacó la predisposición de Gustavo Sáenz para colaborar con la calidad de vida de quienes se dedican a la actividad. “El intendente ha tomado la decisión de colaborar, sin dejar la actividad de lado, que se erradique la tracción a sangre, no la actividad. Yo siento que desea que cambie el nivel de vida de todos los compañeros trabajadores,” opinó.

Te puede interesar

Comunidad Anclar.me