¿Qué prevenciones tomar ante una ola de calor?

Salud 17/02/2017
Aunque los cambios bruscos de temperatura suelen ser anunciados por los servicios de meteorología, es conveniente saber qué recomendaciones debemos seguir para contrarrestar los efectos del incremento de la temperatura y las olas de calor.

También es importante conocer cuáles son los efectos que las olas de calor pueden tener sobre las personas, quiénes son los más susceptibles y cómo enfrentarnos a esta situación sin comprometer nuestra salud.

Manténgase atento

Las olas de calor pueden afectar a cualquier persona, pero existen numerosos factores de riesgo que colocan en posición de mayor riesgo a un grupo, tales como la edad, ingesta de medicamentos y patologías crónicas, que hacen que alguien pueda enfrentar un caso de “estrés térmico” en medio de una ola de calor.

Es por ello que los niños, las personas de tercera edad, pacientes crónicos, embarazadas y quienes hayan experimentado una intervención quirúrgica reciente, se convierten en los blancos más fáciles de las altas temperaturas.

Los efectos del calor extremo podrían provocar:

  • Golpe de calor: ocurre cuando hay una falla en el proceso de termorregulación corporal, provocando un aumento de la temperatura corporal que se agrava en un lapso de 1 a 6 horas y evoluciona fatalmente en menos de 24 horas.
  • Síndrome de deshidratación y agotamiento: es una alteración del organismo provocado por la pérdida de fluidos a través de la sudoración, que hace sentir fatiga extrema, fuerte agotamiento físico y puede escalar hasta provocar pérdida de conciencia.

Prevención ante todo

Los especialistas recomiendan que ante una alerta por ola de calor, las personas tomen algunas previsiones que protegerán su salud.

  • Tomar abundante agua durante el día.
  • Evitar los dulces, las bebidas alcohólicas y las infusiones calientes.
  • Usar ropa fresca, cómoda, de telas livianas y colores claros.
  • Evitar las actividades físicas en ambientes calurosos o espacios cerrados sin ventilación, y si debe exponerse al aire libre, consumir abundante líquido antes, durante y después.
  • Hacer uso de sombreros, sombrillas o cualquier otro elemento que proteja de los rayos del sol
  • Evitar las comidas abundantes y preferir alimentos frescos y ligeros, como frutas y verduras.
  • Usar cremas con altos factores de protección solar.

Con los lactantes y niños pequeños se debe tener mayor cuidado, por lo que se recomienda darles el pecho a los lactantes con más frecuencia, darles a beber agua fresca, tratar de ubicarlos en lugares frescos y ventilados, ducharlos o mojarlos con regularidad.

Respecto a las personas de la tercera edad, debe chequearse continuamente los signos vitales de aquellos que se encuentren bajo medicación, mantenerlos frescos, hidratados y en un lugar con ventilación.

¿Cómo actuar ante una emergencia por ola de calor?

Aunque tome todas las previsiones recomendadas por los especialistas, una persona puede encontrarse en una situación de riesgo en medio de una ola de calor, bien por escasa hidratación, mala alimentación, exceso de exposición al sol, medicación, entre otras.

En todo caso, los especialistas ofrecen una serie de tips en caso de que se presente alguna emergencia. Si una persona siente mareos o se desvanece, presenta dolor de cabeza, sensación de fatiga, sed intensa y fuerte sudoración, debe ser acostada en un lugar fresco, bajo techo y ventilado. Se le puede ofrecer una bebida rehidratante, pero deben evitarse las infusiones calientes y las bebidas muy dulces.

Por otra parte, si una persona sufre náuseas y vómitos, calambres musculares, convulsiones, respiración alterada, sudoración y somnolencia, es importante asistir rápidamente a la consulta médica en algunos de los centros de salud en Salta, donde recibirá la atención médica que requiere para estabilizar y mejorar las condiciones físicas de la persona afectada por la ola de calor.

Te puede interesar

Te puede interesar