Beba en la letrina: "Nadie sabía que estaba embarazada porque es gordita"

Sociedad 16/03/2017
La familia de la madre reclama la tenencia de la beba que nació y fue arrojada a una letrina en San Antonio de los Cobres. Dicen que injustamente, en el Hospital no les permiten el contacto con la beba, ni a tíos ni abuelos. Quieren criarla y educarla.

Renata Tolaba, de 36 años y tía materna de la pequeña rescatada de un pozo ciego el martes 7, en San Antonio de los Cobres. contó que nadie se enteró que su hermana Susana esperaba una bebé. " Yo la veía y parecía que todo estaba igual que siempre. Nosotras somos gorditas, quizá por esa razón no pudimos detectar el embarazo", manifestó.

En relación a los motivos por los cuales habría ocurrido el suceso, dijo desconocerlos. "Mi hermana todavía está en estado de shock. No se puede hablar mucho con ella porque está todo el tiempo nerviosa, llorando. Es una mujer buena, responsable, respetuosa. Desde que consiguió su trabajo en el hospital nos ayudó económicamente a todos los hermanos. Yo sé que ella también la quiere a la bebé y pidió verla", expresó.

La directora de Niñez y Familia, Ana Pastrana, en diálogo con El Tribuno informó que el caso está en la etapa inicial. "Esperamos que le den el alta a la bebé y aguardamos los resultados de informes médicos, psicosociales y en base a estos se tomará una medida de protección", argumentó.

La familia

Esperanza tiene una hermana joven “que sabe todo lo que pasó y que también quiere ayudar. Ella estudia y quiere conocer a su hermanita y que la criatura esté bien”, expresó.

Sobre el padre de la bebé, Renata dijo desconocer la situación al respecto. 

“Mi hermana tenía su pareja pero no sé nada sobre él. Escuché que se separaron en diciembre. Es un tema privado de ella y la realidad es que no sabemos qué sucedió”, dijo la mujer de 36 años. “En estos días nadie se dignó en ir a mi casa para ver cómo estábamos: destruidos. No podíamos ni comer. Ahora solo queremos que mi sobrina esté en casa y no vamos a parar hasta que nos la entreguen”, finalizó Renata. 

Pedido de tenencia

"Venimos a explicar que queremos la custodia de mi sobrina porque, junto a toda mi familia, nos queremos hacer cargo de ella", manifestó Renata. La mujer se presentó junto a sus padres Clara Eusebia Ferril, de 57 años y Mario Tolaba, de 65, abuelos de la beba. Todos estallaron en llanto tras ingresar al edificio.

"No somos una familia que tiene una posición económica alta, sino que somos humildes pero podemos criar y solventar todos los gastos de la bebé y tenemos valores que le queremos inculcar. Tenemos muchas ganas de luchar por mi sobrina y sacarla adelante. No queremos que vaya a un hogar ni que la den en adopción. Estamos aquí para defenderla, cuidarla y darle buenas enseñanzas", dijo Renata entre lágrimas.

Pedido para verla

La familia concurrió días atrás a los hospitales Materno Infantil en el que estuvo internada en primera instancia la beba y Papa Francisco, donde está actualmente, pero "se nos negó totalmente el derecho a verla. Estoy enojada por eso. A pesar de que la bebé está judicializada tenemos derecho a verla. Me siento mal porque fuimos maltratados. Una médica de Neonatología del hospital Papa Francisco nos dijo que "la nena no necesita nada'. La bebé tiene pañales y leche pero más allá de eso y de la parte económica, la bebé necesita el afecto y cariño de su familia. Nosotros queremos brindarle todo eso porque somos su sangre ¿Qué afecto o cariño puede tener en el hospital? Está solita ¿Está bien que la tengan ahí si ella tiene un hogar?", aseguró.

"Pido que piensen en la bebé. Ella tiene una familia. Muchos salieron a decir que nadie la reclamó pero no es cierto porque nosotros estamos reclamándola desde el primer día que nos enteramos. Me molesta que nadie no nos haya tenido en cuenta porque sí estamos interesados en la bebé. Peleamos todo el tiempo para verla pero nos niegan tener contacto. Nuestro abogado Dante Colque presentó un escrito pero su petición fue negada. Esto me da mucha bronca", manifestó.

"Siento impotencia y angustia a la vez porque más allá de que el error está, la bebé tiene una familia: los tíos, los abuelos y debe estar junto a nosotros", hizo hincapié.

Te puede interesar

Te puede interesar