Fue por un dolor de garganta y el médico la manoseó entera

Medios 16/03/2017
Una joven denunció que, con la excusa de revisarla, le sacó el corpiño y le desabrochó el short.

Una joven de 18 años denunció que fue a una guardia por un dolor de garganta y terminó siendo manoseada en todo el cuerpo por el médico que la atendió en una clínica de la localidad bonaerense de Haedo, que separó al profesional de manera preventiva. La denuncia caratulada como "abuso simple" quedó radica en la Unidad Funcional de Instrucción N° 4 del Departamento Judicial de Morón, que tomará declaración a la víctima y realizará las pericias correspondientes.

El presunto abuso ocurrió el martes a las 19.30 cuando la joven, de la que se reserva la identidad, concurrió a la guardia de la clínica Tachella, ubicada sobre la avenida Rivadavia, en Haedo, y fue atendida por el médico identificado como W.C., que en principio actuó de manera acorde a una consulta médica, según su relato.

La madre de la joven, Lucía Gordillo, hizo la denuncia en la comisaría segunda de Haedo y luego la víctima publicó un relato de lo sucedido en Facebook, según contó ella misma a la agencia estatal Télam, en el que expresó que hablaba porque "después de lo que pasó no puedo callarme. Sé que no soy la única, que no es la primera vez que pasa, pero hay que luchar".

Y agregó: "A todo esto en ningún momento me revisa la garganta.... me da vuelta y me empieza a hacer masajes porque dice que estoy contracturada. Me empezó a tirar comentarios como relajate, entregate, qué contractura tenés, luego me desabrochó el corpiño y me tocó todo hasta las piernas subiendo a mi cola", dijo, expresando su sorpresa ante la actitud del profesional.

"En ese momento le digo... ¿es necesario?, no me duele nada ahí", continúo el relato la joven y luego aclaró que cuando se incorporó, el médico le agarró un pecho y se lo masajeó "muy crudamente". Tras la advertencia de la joven, el clínico depuso su actitud y le diagnosticó un "broncoespasmo", antes de que la chica se retirara de la clínica junto a su papá, que la había acompañado sin ingresar al consultorio.

Horas después, la joven indagó si era habitual el comportamiento del profesional con un amigo estudiante de medicina y le contó a sus padres lo sucedido. Fue entonces cuando la madre se dirigió a la clínica a pedir explicaciones, y al no recibir respuesta de las autoridades, irrumpió en el consultorio e increpó al acusado, lo que quedó registrado en un video que hizo con el teléfono celular.

"Cuando mi hija llega a casa y me cuenta esto tuve la peor reacción. Fui hasta la clínica, lo filmé y él me decía que era todo mentira, pero cómo le voy a creer a él y no a mi hija que volvió muy angustiada", contó Gordillo, quien agregó que personas que estaban en la sala de espera comentaron que, además de su hija, hubo al menos otra paciente que salió angustiada tras la consulta.

"El médico seguía atendiendo y yo pedía que por favor lo sacaran hasta que venga la Policía, pero las chicas de los turnos dijeron que no tenían autoridad", aclaró. Lidia Viñales, secretaria del director médico de la clínica Tachella, confirmó que tomaron conocimiento del hecho y de la actuación judicial y, que pese a que aún no fueron citados, decidieron separar de su cargo al profesional.

El relato en la red social continúa así: "Me hace sentar en la camilla y me revisa los pulmones, hasta ahí lo normal, luego me hacer dar vuelta.... y me hace levantar la remera.... pero luego me hace acostar, me levanta el corpiño y me revisa con el estetoscopio, luego palpa mi panza y me empieza a tocar todo hasta que me desabrocha el short".

Te puede interesar

Te puede interesar