Escándalo en Mendoza: clausuraron un boliche donde se hacían shows porno

Sociedad 19/03/2017
La comuna de Godoy Cruz tomó una medida preventiva tras la polémica por la difusión de las imágenes de los espectáculos
boliche mendoza

Las  imágenes se viralizaron de inmediato y la polémica explotó. Uno de los boliches más concurridos por los jóvenes mendocinos quedó expuesto públicamente en videos donde se observa la realización de shows pornográficos según informó La Nación.  Por este motivo, las decidieron clausurar el local del escándalo, el reconocido Pop and Roll.

Luego de opiniones cruzadas sobre las responsabilidades oficiales de control entre la comuna y el Gobierno provincial, la comuna de Godoy Cruz, sostuvó que sólo se limitaba a controlar la cuestión edilicia y que no existiría presencia de menores, decidió clausurar preventivamente el local bailable.

La controversia estalló esta semana, cuando miles de personas comenzaron a compartir por las redes sociales, sobre todo por WhatsApp, videos y fotos de los espectáculos donde se observa sexo explícito, protagonizados por una joven bailarina rubia, quien hacía pasar al frente del escenario a diferentes muchachos con quienes interactuaba desnuda y se "bañaba" en chocolate. Es más, con el correr de las horas también se conocieron audios de los chicos asegurando sentirse "arrepentidos" de haberse prestado al juego sexual.

Según pudo saber La Nación, no es la primera vez que este boliche realiza este tipo de eventos así como que son varios los locales bailables de la provincia que realizan eventos de alto voltaje.

El caso tomó cada vez mayor impacto mediático y social, lo que llevó a las autoridades locales a tomar una medida fuerte, mientras el boliche durante el fin de semana anunciaba que realizaría nuevos shows. Por eso, el intendente Tadeo García Zalazar, quien ya se había pronunciado contra la continuidad de los locales bailables en la concurrida Avenida San Martín Sur, optó por la clausura preventiva de boliche.

Luego de esta medida oficial, los dueños del local bailable tendrán 10 días para realizar un descargo, con las pruebas que consideren pertinentes. Sin embargo, la comuna ya decidió elevar "las actuaciones al juez de faltas que entiende en la causa".

Te puede interesar