Carlos Acuña, líder de la CGT: "El paro nacional no es contra nadie, es un desahogo"

Gobierno 19/03/2017
El triunviro de la CGT ratificó la fecha, dijo que la medida es "irreversible" y aseguró que no habrá actos ni movilizaciones
Ampliar
Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña, el triunvirato que conduce la CGT. Foto: DyN

El sindicalista Carlos Acuña, uno de los tres líderes de la CGT, aseguró hoy que el paro convocado para el 6 de abril "es irreversible", pero que "no es contra nadie" sino "un desahogo de los trabajadores" para "que el Gobierno reflexione". Aseguró que no habrá movilizaciones ni actos ese día según informó La Nación.

"Claro que el paro no soluciona nada", admitió el sindicalista, que conduce la CGT junto a Juan Carlos Schmid y Héctor Daer, en diálogo con radio La Red. "Desde el Gobierno tienen que dar la solución".

Acuña defendió la huelga al señalar que "es una expresión de descontento para que den respuesta a lo que estás reclamando" y le pidió al presidente Mauricio Macri que "no le crea todo lo que le dicen los que están al lado" respecto de que no hubo grandes bajas en el empleo.

La huelga del jueves 6 se cumplirá sin actos: "Nos quedamos todos en casa tomando mate". También habló sobre las dificultades económicas que atraviesan los trabajadores y explicó que si antes el sueldo era suficiente para 25 días, ahora sólo es para 18. 

El Gobierno

Por su parte, el jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Héctor Recalde,sostuvo que "el gobierno no lee lo que está pasando" y reclamó que pare "un poco con esta política económica que está haciendo estragos en las familias argentinas".

Asimismo, apuntó que "hay una sobreactuación de la calle" y que "no se puede estar todo los días, a toda hora estar protestando".

En tanto, el presidente de la UCR nacional e intendente de Santa Fe, José Corral, acusó al kirchnerismo de estar "condicionando a quienes lideran la CGT, que está liderando algunas de estas organizaciones sociales".

Asimismo, destacó que la CGT "acompañó mucho (al gobierno) el año pasado, que fue muy difícil porque terminó con más del 35% por ciento de inflación, una caída adquisitivo producto de salir de los líos que nos dejó el kirchnerismo". Sin embargo, cuestionó que "cuando se empiezan a recomponer el poder adquisitivo, la inflación va a bajar, cuando ha empezado a recuperarse levemente el empleo registrado... la CGT tiene una posición enormemente más dura que el año anterior".

Te puede interesar

Te puede interesar