Un preso fue violado por otro en el horario de la cena

Policiales 17/04/2017
Ocurrió en un pabellón de la Alcaidía Judicial, donde se hallaba alojado desde febrero pasado. Hace unos días, decidió quedarse a dormir y no ir a cenar, momento que fue aprovechado por otro detenido para violarlo.
El hecho, según lo denunciado, ocurrió el 3 de abril pasado en una celda del Pabellón “B”, en la Alcaidía Judicial. El abuso, que estaba bajo un fuerte hermetismo, tuvo como víctima un joven de 22 años de barrio Ceferino.

La víctima, según la denuncia que fue radicada en la comisaría de barrio Ciudad de Milagro, había ingresado a la Alcaidía el 17 de febrero pasado y fue alojado en el calabozo Nº 5, donde compartía el encierro junto a otros catorce detenidos.

Entre ellos se hallaba el acusado, un sujeto que ingresó en noviembre del año pasado y se encuentra a disposición de la Sala I del Tribunal de Juicio, identificado como José G., quien ahora es investigado por el delito de abuso sexual con acceso carnal.


Los detalles

En su relato de lo sucedido, Delfín F, la víctima, sostuvo que el lunes 3 de abril pasado, al llegar el horario de la cena, decidió quedarse a dormir en la celda, pues la asistencia al comedor para la cena es de carácter voluntaria para los reos.

El joven, entonces, se volvió a dormir, pero a los pocos minutos fue víctima del ataque de su compañero de calabozo, quien astutamente le ató las manos con una cuerda, tras lo cual lo redujo poniéndolo boca abajo para luego someterlo sexualmente.

La víctima reveló que intentó resistirse, pero nada pudo hacer ni tampoco gritar debido a que el acusado le tapó la boca. Tras lograr su cometido, el agresor desató al joven, lo amenazó para que no diga nada y se echó a dormir en su cama.

“No digas nada a nadie sino va a ser mucho peor”, fue la amenaza del violador, la cual tuvo cierta efectividad, pues la víctima no dijo nada cuando el resto de los detenidos regresaron del horario de la cena. Recién denunció el hecho días después.

Tras la violación, los dos detenidos, víctima y victimario, fueron cambiados de celda. El joven fue trasladado a un pabellón de la planta baja, donde reveló lo sucedido y pidió radicar la denuncia del caso en contra del interno que lo violó.

Te puede interesar