Ganaderos y agricultores: “Somos testigos de la ausencia del Estado”

Economía 20 de abril
Tras comentarios donde los hacen responsables de las inundaciones en el interior, entidades del agro salieron a defenderse.
Las Lajitas
Las Lajitas

Las lluvias que azotaron a la provincia y gran parte del país, provocaron serios daños en ciudades y poblados que terminaron bajo el agua. Ante la emergencia surgieron comentarios donde responsabilizaban a empresarios ganaderos por lo ocurrido. Ofuscados, entidades del agro salieron a defenderse, “somos testigos de la ausencia del Estado”, dijeron.

Los empresarios sostuvieron no tener culpa en los eventos naturales que afectaron distintos sectores como Las Lajitas. “Salta tiene ocho millones de hectáreas de bosques nativos. Un total de 1.2 millones de hectáreas bajo producción agrícola y un millón de ganaderas”, explicaron, ratificando su compromiso con el cuidado de sus campos.

“Los productores agropecuarios somos conscientes que el bosque nativo tiene mayor capacidad de absorción de agua que un campo agrícola o ganadero. Por esta razón trabajamos en el cuidado de nuestros campos aplicando técnicas y tecnologías”, remarcaron.

El campo acumuló granos por U$S 8.000 millones Las medidas anunciadas por Macri han tenido una buena repercusión en el sector. El presidente de la Sociedad Rural adelantó que una disminución en las retenciones y un dólar único podrían generar confianza. Los silos están llenos y esperan un cambio para vender los granos al exterior.

Molestos aseguraron ser testigos de “la falta de planificación urbana, de alcantarillas que nadie limpia para que el agua escurra, de canales aliviadores tapados de basura, de barrios asentados en lugares bajos que naturalmente se inundan, de viviendas construidas en banquinas y tierras del ferrocarril que nadie controla”.

“Somos testigos de rutas que actúan como diques, de la falta de mantenimiento de cauces y puentes de nuestros ríos. Sabemos que existen proyectos de conducción de agua que podrían evitar o mitigar estas catástrofes pero, lamentablemente, nunca se llevaron a cabo”, denunciaron.

En ese sentido se preguntaron a dónde fueron destinados los fondos recaudados en concepto de retenciones. “Durante el 2010-2015 los productores de granos salteños aportaron alrededor de $8.000 millones solo en concepto de retenciones al Gobierno Nacional. Más del 90% de esa producción se genera en los departamentos de Anta, San Martín, Orán, Metán y Rosario de la Frontera, quienes solo recibieron $295 millones en total en esos 6 años, a través del llamado Fondo de la Soja; es decir, un 3% de lo que aportaron quienes allí producen e invierten”.

Finalmente pidieron que se realicen las obras necesarias para evitar tragedias producto de inclemencias climáticas.

Te puede interesar