El abuso y embarazo de una joven discapacitada, en manos de la Justicia

Policiales 21/04/2017
Tanto la mujer a cargo de la joven abusada como desde algunos medios de comunicación, se apuntó contra "alguien" del Instituto Inti Punku, al que asiste la víctima. La Justicia investiga el caso. Desde el establecimiento emitieron un comunicado.
Ampliar
Instituto Inti Punku

Luego de que la Justicia diera a conocer la investigación que llevan adelante para esclarecer una denuncia por abuso y embarazo de una joven discapacitada, que habría sucedido en el Instituto Inti Punku, ubicado en la localidad de Cerrillos, autoridades del lugar salieron a dar explicaciones.

Asegurando ser víctimas de una “campaña de desprestigio, que afecta el buen nombre, profesionalismo y honor de sus directivos”, contaron que al notificarse de la acusación se pusieron a disposición de la justicia, inclusive en febrero prestaron declaración en la causa y hasta la fecha no fueron notificados de ninguna novedad.

Mientras el portal Fiscales Penales, anunció que se esperará hasta el nacimiento de la criatura, porque la familia se negó a realizar el aborto no punible, para realizar los cotejos de ADN con el acusado, desde Inti Punku contaron cómo transcurrieron los últimos meses de la joven en el lugar, sin advertir ninguna señal de lo denunciado. Además, detectaron contradicciones en lo que la mujer a cargo de la joven declaró en su denuncia y luego a través de los medios de comunicación.

Abuso sexual 1

La joven llegó al instituto derivada desde la Secretaría de Discapacidad, en situación de riesgo, ya que su tía no quería seguir haciéndose cargo de ella. Sin contar con cobertura social le otorgaron una beca para que pueda participar de las actividades. En ese momento Carmen Yapura se hizo cargo de ella. El año pasado transcurrió con tranquilidad sabiendo únicamente que la víctima tenía problemas gastrointestinales.

En el cierre del ciclo lectivo, “la señora Yapura agradeció a los profesionales por el progreso de la joven” y así comenzó el período de vacaciones. Recién en febrero tomaron conocimiento de la situación al advertir que no regresaba a clases. Al consultar a su tutora fueron “agredidos verbalmente, con insultos y amenazas”, por parte de un sujeto, acusándolos de lo ocurrido. De inmediato se pusieron a disposición de la justicia y aportaron todos los elementos como planilla de asistencia de la joven abusada, controles, etc. 

Finalmente aseguraron confiar en la Justicia para que el caso sea esclarecido diciendo que “jamás tolerará y menos aún ocultará ningún hecho, por nimio que sea, que se cometa en perjuicio de los concurrentes”.

Te puede interesar