PAMI garantiza prestaciones, recibe hoy a clínicas del interior y bioquímicos

Salud 15/05/2017
"Yo quiero llevarles el mensaje de tranquilidad para todos nuestros jubilados", dijo ayer la encargada de la oficina local del PAMI, Gladys Moisés. Desde la sede provincial dijeron que están dialogando con todos y aseguran que nadie se quedará sin los prestadores de salud.
Ampliar
Gladys Moisés, directora de PAMI Salta

Sucede que el nuevo sistema de pago a los prestadores creó un clima de cesación de atenciones para sus afiliados, publicó El Tribuno. Primero fueron los kinesiólogos y fisioterapeutas, luego los laboratorios de análisis clínicos y la bomba estalló con las clínicas de Orán y Tartagal.

El impacto más grande se dio Orán donde tres clínicas vieron peligrar la atención de unas 15 mil personas. Según todos los prestadores, el cambio de sistema en el pago dispuesto a nivel nacional es lo que está motivando el peligro del cese de la atención.

El PAMI asegura que no se trata de un "ajuste" sino el objetivo es reducir el millonario déficit que tiene la obra social. Las autoridades decidieron pagar un valor genérico por servicio y aplicar un fuerte sistema de auditorías para evitar que se genere subatención a los afiliados.

"Nosotros sabemos que todos los cambios siempre producen miedos, tanto para los prestadores como para nuestros afiliados. En Salta estamos negociando y conversando con los prestadores y con todos estamos llegando a acuerdos de continuidad de contrato", señaló Gladys Moisés a El Tribuno. Y agregó: "En los casos más difíciles estamos analizando las situaciones particulares y yo les quiero decir que cuando las autoridades nacionales ven inviables los casos se buscan soluciones. Esto quiere decir que todo se puede modificar, estudiar y analizar. Lo que sí vamos a buscar siempre es optimizar los recursos de los jubilados porque se estaban malgastando".

La funcionaria dijo que para hoy a las 8 está programada una reunión con las clínicas de Orán y Tartagal para arreglar la continuidad de las prestaciones y para analizar la situación particular.

Luego será el turno de los laboratorios clínicos. Durante la semana se registraron varias quejas por falta de atenciones. La funcionaria también tuvo que atajar los pelotazos en los medios y dijo que las prestaciones no se habían cortado y que los análisis se debían exigir. "Tenemos el caso de que ahora existen los dos sistemas conviviendo y eso muchas veces genera problemas. También les debo decir a nuestros afiliados que hoy no está ninguna prestación cortada y que deben exigir la prestación solicitada. Si alguien no quiere atenderlos tienen que venir a realizar la queja correspondiente en las oficinas del PAMI", explicó Moisés.

"Estas son modificaciones que recién se verán los frutos a largo plazo, ya que con la nueva contratación per cápita vamos a optimizar los recursos de los jubilados", dijo.

A nivel nacional, el PAMI tiene un presupuesto anual de 120 mil millones de pesos que provienen de la recaudación de los aportes jubilatorios. Es el equivalente a la quinta provincia argentina en tamaño o a todo el blanqueo que hizo el Gobierno. Además, tiene una cifra de afiliados enorme: 5 millones de beneficiarios. El instituto previsional está gastando $900 millones más por mes de lo que le ingresa por presupuesto. O sea, si sigue así, el déficit será de $10.800 millones. En ese contexto se dieron las modificaciones en el esquema de pago a los prestadores. Es una política nacional que la funcionaria local está piloteando como puede. Ella recibe las quejas de los prestadores y las eleva a las autoridades nacionales.

Moisés asegura que ya tiene 15 convenios y que en las reuniones de hoy darán un gran paso para la tranquilidad de los jubilados.

Te puede interesar