La importancia de acompañar a nuestros hijos

Opinión 16/05/2017
Que importante es acompañar a nuestros hijos en sus actividades extra curriculares; ya sean deportivas o culturales.
padres acompañan hijos

Los hijos,  deben sentir que estamos presentes; en donde ellos son los protagonistas. Acompañar quiere decir estar en cuerpo y alma; nada de levantarnos, llevarlos y dejarlos.

Cuando decidimos que deporte o actividad van a realizar; debiéramos hacerlo hablando no imponiendo. Contándoles los beneficios de hacer fútbol, tenis, voley, básquet, acrobática, baile, rugby, pintura, danza, dibujo, canto…. etc.…; en que club es mejor por una cuestión de amigos o cercanía a nuestro hogar.  Escucharlos. Siempre escucharlos.

Como papás intuimos que les haría bien física y emocionalmente; también cuales son sus aptitudes para poder desarrollarlas mejor. Y tener presente que ningún hijo es igual a otro; a uno puede gustarle el fútbol y al otro rugby. Tengamos en cuenta esto.

En el caso de los deportes; ir a practicarlo tiene que ser un motivo de alegría, de sentirse motivado y a gusto en su nuevo grupo.

Pensemos, que  las actividades que realizan nuestros hijos forman parte de su crecimiento emocional, en donde  su autoestima es muy importante, son niños aun vulnerables. Cualquier frustración vivida pude marcarlos; estar atentos y por eso digo presentes.

Las presiones, las dejemos para los adultos; intentemos que vean sus nuevas actividades  como un lugar para vivir experiencias únicas. Y si tenemos varias hijos; recuerden que cada uno brilla con luz propia. Evitemos compararlos.

Estar, acompañar, guiar, aconsejar,  alentar, aplaudirlo, motivarlo, hablarle, que entienda,  entender  su enojo o su angustia, obviemos gritos y espectáculos fuera de lugar; tanto de los niños como de los adultos.

Escapemos de esas actitudes que avergonzarían a nuestros hijos. Porque esto resta, es un claro ejemplo de lo que NO DEBEMOS.

En el caso de los deportes quien gana, quien pierde es lo de menos inculquemos a nuestros hijos que la violencia no te conduce a ningún lado; que los golpes e insultos te dejan mas angustiado y esto no es bueno para nuestro cuerpo físico y emocional.

Motivemos, siempre, aunque nuestro hijo-a no sea un Messi, Luciana Aymar, Ginóbolli, Paloma Herrera, Julio Bocca o un Del Potro.

Es nuestro hijo y para los papás son los mejores, sin comparaciones porque simplemente es, ese ser que trajimos al mundo para que crezca fuerte y sano.

En donde las imperfecciones deben quedar de lado y en donde las diferencias ya no deberían existir.

Insisto mucho con la motivación; para un niño es tan importante sentir que esta dejando lo mejor de si y más aún saber que es  el orgullo de papa y mama.

Si pensamos….unos minutos en general, en las diferentes actividades  que realizan nuestros hijos se da claramente la exigencia sin límites; tal vez porque vemos en ellos frustraciones  o anhelos no cumplidos durante nuestra niñez.

Ante todo disfrute en familia; aplausos por la victoria, abrazo por la derrota; entendimiento y motivación para continuar; y papás e hijos felices de compartir; porque de eso se trata la vida de compartir, jugar y disfrutar de esos momentos que seguramente serán irrepetibles.

Por: Lic. Flor Zumaeta

Te puede interesar