Por informes de inteligencia, refuerzan la seguridad de Macri

Nacional 29 de mayo
Dos recientes informes de inteligencia dan cuenta de la posibilidad de ataques de células vinculadas al narcotráfico contra el jefe de Estado.
1538832_355359367958760_6956647749919413047_n

Más allá de la campaña electoral y los candidatos, una de las principales preocupaciones de la Casa Rosada gira en torno a la seguridad del presidente Mauricio Macri. Dos recientes informes de inteligencia dan cuenta de la posibilidad de ataques de células vinculadas al narcotráfico contra el jefe de Estado.

A raíz de esta situación es que se pusieron en alerta y se decidió reforzar la seguridad presidencial.

“Recibimos dos informes de Inteligencia de que podría haber un ataque contra el Presidente”, advierten desde el Ministerio de Seguridad que dirige Patricia Bullrich. Las alertas llegaron a través del Departamento Unidad de Investigación Antiterrorista (DUIA) de la Policía Federal Argentina (PFA) y de la Gendarmería Nacional.

Los informes dan cuenta que integrantes del Primer Comando Capital de Brasil (PCC) ingresaron al país y se apostaron en Corrientes. Se trata de una de las organizaciones criminal más violenta del mundo a la que el mes pasado se le adjudicó el espectacular robo del siglo en la sede de Prosegur en Paraguay. Según especialistas controla las rutas de drogas entre Brasil, Bolivia y Paraguay.

“Con motivo del informe de inteligencia criminal, a través del cual cuenta que un grupo de personas pertenecientes al grupo PCC de Brasil habrían ingresado a nuestro país por la zona de frontera, se hace saber al personal policial de la institución que deberán extremar los recaudos de seguridad”, señalaba el mensaje de la policía de Corrientes. Más allá de algún delito el informe advierte sobre la intención de cometer algún atentado.

En los últimos días se redobló la cantidad de custodios para proteger al Presidente. Tanto en el Tedeum como en el acto del viernes en el partido de Lomas de Zamora, trabajó casi el doble de efectivos, coordinados siempre por Alejandro Cecati, jefe de la custodia presidencial; a los que se sumó un grupo especial de francotiradores y decenas de policías de civil que se mezclaron entre la gente que se acercó a Plaza de Mayo.

Te puede interesar