El padre de Alejandra relató las últimas horas de su hija junto a su nieto

Policiales 07/06/2017
El trágico hecho se dio a conocer el pasado lunes por la tarde cuando de manera inesperada una mujer y su hijo fallecieron en el lapso de una hora. Al transcurrir las horas, la autopsia arrojó envenenamiento con cianuro y se detuvo en el velatorio a la pareja de la joven.
alejandra y gaspar

Alejandro Párraga es padre y abuelo de Alejandra y Amir, quiénes perdieron su vida tras ser envenenados con cianuro el pasado lunes por la tarde. En diálogo con Radio Vos, el hombre relató que todo empezó a las 16.30 cuando sintió el grito de su familia porque el niño de 2 años empezó a convulsionar.  

“Me pedían que ayude que el chico estaba convulsionando, estaba ahogado, corrí le hice respiración boca a boca hundiéndole el pechito y comenzaron a llamar a la ambulancia, al 911 para que concurran a mi domicilio” sostuvo.

De manera urgente, el niño fue trasladado a la Clínica Santa Clara de Asís junto a su otra hija. “La tía del nene en el asiento de atrás haciéndole respiración boca a boca, me atendieron. Yo me olvidé de la madre (Alejandra), que estaba en estado de shock y el asesino la estaba acompañando”.

En este momento,  Alejandro recordó que al tiempo que partió en la ambulancia con su nieto Amir, paralelamente su hija Alejandra se descompensó en el domicilio de Gorriti al 800. “Yo ya no sabía nada, no salí con celular. La ambulancia trasladó a mi hija al Hospital San Bernardo donde llegó sin vida, mientras tanto yo luchaba por la vida de mi nieto en el Santa Clara de Asís, donde lo entubaron, le dieron oxígeno y trataron de reanimarlo, pero fue en vano” indicó Alejandro Párraga.

Fue su hija mayor quien lo busco para informarle que Alejandra había fallecido. “Ella me dijo que estaba con Franco, el asesino, yo hablé con él le pregunté qué pasó él me dijo que Alejandra le estaba dando un medicamento al chico y que no lo quería tomar que compró agua bendita de la catedral y le quería dar y me dijo que él le hizo tomar, yo ignoraba que era cianuro. Este le dio cianuro y no agua bendita” dijo.

franco gaspar 2

Alejandro sostuvo que la familia se encuentra destrozada por lo sucedido. “Al asesino este yo lo conocí el 21 de mayo, llegó a mi casa, me lo presentó mi hija me dijo ´papá Franco´, le di la mano y sinceramente no tuve ni la oportunidad de hablar con el absolutamente nada”.

“Alejandra era madre soltera. El (Franco) venía a la casa, charlaba pero no se acercó al núcleo familiar, siempre quería estar aislado y se iban afuera, al auto. El nene quedaba en la casa y cuando la extrañaba a su mamá salía a buscarla” finalizó.

Te puede interesar