Madre llora afuera de un almacén después de la muerte de su hijo: Un mecánico corre y hace esto

Medios 13/06/2017
Si hay algo realmente doloroso en la vida de una persona, sin duda debe ser la muerte de un hijo, sobre todo si él decide acabar su vida con sus propias manos.

Si hay algo realmente doloroso en la vida de una persona, sin duda debe ser la muerte de un hijo, sobre todo si él decide acabar su vida con sus propias manos. Ernestina Nunuz es una madre que no tenía explicación para la decisión de su hijo, quien decidió suicidarse con sólo 33 años.

Daniel, como se llamaba el único hijo de Ernestina, era un marino veterano de la guerra. Después de volver a su país, sufría de síndrome de estrés post traumático. En una de las tantas crisis que tuvo durante su vida, decidió suicidarse a los 33 años.

Un año después de la muerte de su hijo, Ernestina estaba devastada. Ya no encontraba una razón para vivir; ya nada tenía sentido.

Esta mujer no tenía un carro, por lo tanto tenía que caminar grandes distancias con bolsas pesadas; las cosas cada vez eran peor. Un día, le dio un ataque de llanto a las afueras de un taller mecánico.


El hijo de Ernestina Nunuz se suicidó por el estrés postraumático que le causó la guerra.


El supermercado donde Ernestina iba a comprar bienes y a lamentarse.

Richard Newberry, dueño del taller mecánico, siempre veía caminar a esta solitaria mujer por fuera de su tienda. Ese día, al verla llorar, salió corriendo a consolarla. Nadie imaginará qué hizo el hombre por ella después.

“Vamos a partir con las fiestas de navidades antes”, exclamó Richard Newberry quién grabó un video que luego subió a las redes sociales, mostrando la reacción de la mujer al recibr un auto gratis.


Richard decidió regalarle un auto para que no tenga que caminar sola.

La mujer no podía creer lo que Richard estaba haciendo por ella.

 

Te puede interesar