Un médico solventará los gastos para que una mujer vuelva a ver

Solidaridad 14/06/2017
El oftalmólogo Martín Arroyo ayudará a una señora que necesita un trasplante de córneas. Por la falta de órganos en Argentina, debe ser trasladado desde Estados Unidos. Además, la operará totalmente gratis.
Sandra Aramayo y su pareja
- Sandra Aramayo junto a su pareja. Foto: Radio Salta

Un héroe sin capa, pero héroe al fin, el es Martín Arroyo, un oftalmólogo salteño, especialista en córneas que se ofreció colaborar para una mujer, Sandra Aramayo, pueda recuperar su visión. La operará gratuitamente, además de solventar los gastos que requerirá traer el órgano de Estados Unidos.

El profesional, explicó a Radio Salta que existe un problema muy grande en todo el país en lo que respecta a la lista de espera para todos los tipos de trasplantes, el tiempo para uno como el que requiere la señora es de al menos tres años, por lo que una de las alternativas es traerlo de ese país, donde la gente tiene plena conciencia de la importancia de donar órganos, pero lo que tiene un costo de aproximadamente 3500 dólares.

Además, contó que Sandra comenzó a perder la visión desde los 9 años por un problema que se llama distrofia congénita corneal, situación que se complica aún más porque también tiene cataratas. “La córnea es como el parabrisas del ojo, la parte transparente que está adelante por donde van a entrar los rayos de luz, ella lo tiene opacificada, la de ella es congénita,” indicó.

El joven médico pero de amplia trayectoria, con varias especializaciones en otros país, no es la primera que decide desinteresadamente “dar una mano” a un paciente.

Doctor Martín Arroyo

La otra cara

Martín Arroyo, tiempo atrás trabajaba en Salud Pública, más precisamente en el Hospital Papa Francisco, de la zona sur de la ciudad, sin embargo decidió renunciar y comenzar a dedicarse al ámbito privado, porque nunca pudo conseguir los elementos necesarios para realizar operaciones como la que le practicará a Sandra.

En este sentido, aseguró que tenía que llevar sus propios instrumentos al nosocomio, pero no podía avanzar con las cirugías. Dicho instrumental, con el que puede mejorar la vida de cientos de personas, cuesta alrededor de un millón y medio de pesos, monto que debería ser invertido desde la cartera provincial. 

Te puede interesar