Sorprendió a su hija teniendo sexo con su novio y la castigó con una fusta

Nacional 15 de junio
La adolescente de 16 años, que denunció a su padre, tenía heridas sangrantes en la espalda. Su novio, también fue lesionado, pero logró huir de la casa.
10885017_390526107775419_3395450408929240893_n

Una adolescente, con el cuerpo ensangrentado, bajo una crisis de llanto, irrumpió la madrugada de este jueves en el destacamento policial de la localidad de Tapso, departamento Choya, Santiago del Estero, y alertó a todos los efectivos que estaban de guardia.

En medio de gritos de dolor por las heridas y de angustia por la situación que le había tocado atravesar, la menor -de 16 años- manifestó que iba a denunciar a su padre porque éste la había atacado con una fusta.

Según informó la policía, el grave episodio salió a la luz cerca de las 3.30 de la madrugada, cuando Alicia G. confesó ante los efectivos que su padre Mario G. la había agredido brutalmente con una fusta con mango de hierro.

La víctima reveló que se encontraba en su casa con su grupo familiar. Cerca de las 23.30 se retiró a descansar al igual que el resto de los moradores. Cerca de la 1.30 arribó al inmueble su novio -Jhonatan S. residente en el Bº Chino de la ciudad de Frías- y ésta lo hizo pasar a su habitación sin autorización de sus progenitores.

Fue descubierta

Horas más tarde, el padre de la víctima advirtió una situación extraña en la habitación de su hija por lo que de inmediato se levantó para ver qué sucedía. Al abrir la puerta de la pieza encontró a la adolescente con su pareja manteniendo relaciones sexuales.

El grito del acusado sirvió para que el novio de la menor tomara rápidamente sus cosas y se retirase del inmueble. Fue entonces cuando Mario tomó una fusta con mango de hierro, que tenía colgada en la pared y comenzó a agredir a su hija.

Según se supo, la adolescente presentaba laceraciones sangrantes en la espalda a raíz de la brutal paliza. El novio de la adolescente trató de auxiliarla y también resultó agredido. Al ser examinada por el médico de Sanidad la víctima manifestó que tenía hematomas visibles en el sector del brazo izquierdo y mano derecha y por los cortes de la espalda emanaba gran cantidad de sangre. Ante los dichos de la menor, los uniformados consultaron a la fiscal de turno, quien ordenó que se le tome la denuncia y que se aprese de inmediato al acusado.

Cuando la policía arribó a la casa el sujeto no se encontraba por lo que la representante del Ministerio Público ordenó que la menor quedase alojada en la Comisaría del Menor y la Mujer hasta tanto el imputado sea puesto tras las rejas.

El sujeto agresor está acusado de lesiones. 

Te puede interesar